Más deportividad al pie derecho: Volkswagen Golf GTI Clubsport

Más deportividad al pie derecho: Volkswagen Golf GTI Clubsport
Foto: Volkswagen

Para quienes buscan más adrenalina, Volkswagen devela al Golf GTI Clubsport una alternativa más extrema de 300 caballos de fuerza.

La octava generación del Golf le da la bienvenida al GTI Clubsport, una opción de alto rendimiento que se da a conocer luego de los GTI, GTE y GTD.

Esta versión en particular se gestó en 2016, más precisamente en el marco de los 40 años de la creación de la alternativa deportiva del Golf.

Ahora se pone al día con un potente motor turboalimentado que desarrolla unos 300 caballos de fuerza. Ello que se traduce en unos 10 CV extras a su predecesor y en unos 55 CV al GTI tradicional.

Trabaja en sociedad con una caja de velocidades automática DSG de 7 relaciones con levas al volante que se dirige al eje delantero.

Por otra parte, los técnicos alemanes han puesto sus esfuerzos para mejorar el comportamiento dinámico gracias al programa Vehicle Dynamics Manager comprendido por la suspensión adaptativa, el control de estabilidad y el diferencial delantero de bloqueo electromecánico.

Estéticamente, el Volkswagen Golf GTI Clubsport luce un paragolpes más agresivo sin los faros antiniebla, con unas rejillas más amplias y un splitter.

También resalta la suspensión rebajada en 10 milímetros, sus llantas deportivas de 18 pulgadas y los estribos laterales junto a una decoración en las puertas delanteras.

Sobre el área trasera, el Volkswagen Golf GTI Clubsport agrega un alerón en fibra de carbono, la doble salida de escape circular y el difusor.

El interior posee los asientos deportivos premium en ArtVelours al igual que el volante revestido en cuero perforado.

También sobresale la pedalera en aluminio que realza su espíritu más extremo.

A la espera del nuevo Golf R (la opción con más condimento) el GTI Clubsport se presenta en sociedad con muchos pergaminos.