Robinho, acusado por violación, sigue negándolo todo: “mi crimen fue haber sido infiel”

EL futbolista brasileño también culpa al movimiento feminista de su situación ante la ley

Robinho, acusado por violación, sigue negándolo todo: “mi crimen fue haber sido infiel”
Robinho está enfrentando serios problemas con la ley.
Foto: Getty Images

Robinho volvió a negar los abusos que supuestamente cometió en un caso que le condenó a nueve años de prisión por violencia sexual y afirmó que su “crimen” fue “no haber sido fiel” a su esposa, en una entrevista publicada este sábado por el portal UOL Esporte.

“El error fue no haber sido fiel a mi esposa, no cometí ningún error de violar a alguien, de abusar de alguna chica o salir con ella sin su consentimiento”, expresó el futbolista, un día después de que su fichaje con el Santos brasileño fue rescindido ante las presiones por la condena dictaminada por la Justicia italiana.

Robinho y un amigo suyo, Ricardo Falco, fueron condenados en primera instancia por un tribunal de Milán por supuestamente participar en una violación colectiva contra una joven de origen albanés, entonces con 23 años, en 2013, durante una fiesta en una discoteca de la ciudad italiana.

El futbolista, rodeado de varios abogados y representantes que interrumpieron la entrevista en repetidas ocasiones, admitió que tuvo contacto íntimo “consentido” con la joven, pero que no llegó a mantener “relaciones sexuales” con ella.

“No tuve relación sexual con ella. Tuvimos relación entre hombre y mujer, relaciones que hombre tiene con la mujer, pero no llegó a haber ninguna relación sexual, ninguna penetración, nada de eso”, expresó.Asimismo, el jugador sostuvo que la chica no sufrió abusos porque acompañó a sus supuestos atacantes a otra fiesta: “El hecho de que ella salió después hacia otra discoteca con los chicos, eso muestra que ella no fue abusada”, dijo.

Robinho también lamentó la existencia “de ese movimiento feminista” y la repercusión de las conversaciones que hicieron eco en los principales medios de comunicación de Brasil, así como en las redes sociales, y que llevaron a la suspensión de su fichaje por el Santos.

“Infelizmente, existe ese movimiento feminista. Muchas mujeres a veces no son ni mujeres, para hablar en portugués claro”, apuntó.