¿Por qué las elecciones del 3 noviembre podrían ser las más conflictivas?

El 3 de noviembre será la prueba de fuego

¿Por qué las elecciones del 3 noviembre podrían ser las más conflictivas?
Hay tensión por las elecciones presidenciales.
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinion

El 3 de noviembre lo esperamos con ansiedad. Es el día en que el pueblo estadounidense elige su próximo Presidente.  La Constitución le permite al presidente actual, Donald Trump, lanzarse para un segundo término, y efectivamente, así lo está haciendo.

El peligro es que el Presidente Trump se niega aceptar la posibilidad que podría perder. También se niega afirmar si aceptaría la derrota, aun cuando todas las encuestas de opinión presentan a Joe Biden, su contrincante del partido Demócrata, ganando a nivel nacional. 

Trump insiste que la única manera que el perdería es si los demócratas cometen fraude. Según él, los millones de personas votando por correo representan una oportunidad que solo beneficia a los demócratas. La pandemia aumentó el número de personas que van a votar por correo y esto le preocupa a los republicanos. 

¿Por qué tienen miedo los republicanos a la participación de aquellos que, por razones de salud, prefieren ejercer su derecho al voto por correo? Alegando que los demócratas van a llenar las urnas de votos falsos, el comité del partido Republicano y la campaña reeleccionista de Donald Trump están reclutando voluntarios para que sean observadores en lo que estos llaman “un ejército para Trump”.

Estos son hombres armados, con experiencia militar, como lo pide la campaña de reclutamiento. Según el Washington Post, el llamado de Trump ha generado “ gran entusiasmo entre los grupos neonazis y otros grupos de extrema derecha”.

Los republicanos y Donald Trump saben que la única manera de ganar es intimidando  y limitando el número de personas que salen a ejercer su derecho al voto.  La respuesta del pueblo, particularmente los grupos minoritarios y aquellos a quienes los Republicanos buscan intimidar, es empezar a votar temprano.

Más de 15 millones de personas ya han depositado su voto en las urnas en los diferentes estados donde se permite el voto temprano. Las imágenes de votantes esperando por tres y cuatro horas para ejercer su derecho democratico, son un ejemplo de la determinación del pueblo a no dejarse intimidar.  

Mientras tanto, el FBI coordina activamente con los departamentos de policía en cada estado, anticipando confrontación civil entre miembros del “ejército de Trump” y activistas del partido Demócrata. 

Trump, por su parte, se niega a afirmar si dejaría el poder, en caso de perder las elecciones. La transición pacífica de poder está en juego y el país está a punto de un conflicto armado! pues  se espera que estos “vigilantes” se dirijan a los hispanos y a otras minorías étnicas, a cuestionarse si tienen la identificación apropiada para votar. 

La verdad es que el partido Republicano tiene un largo historial de intimidación a comunidades Afroamericanas e Hispanas, en tiempo de elecciones. 

Marta E. Cruz reside en Nueva York y es  profesora de historia en el Departamento de Educación.