¿Qué busca la Prop. 15 y a quiénes tiene preocupados?

Dueños de grandes propiedades tendrían que pagar más impuestos para ayudar a la educación; pero dueños de pequeños negocios no ven con confianza esta iniciativa

¿Qué busca la Prop. 15 y a quiénes tiene preocupados?
Dueños del restaurante mexicano Sal's en el Valle Central se oponen a la proposición 15. (Suministrada)
Foto: Cortesía

Un grupo de pequeños empresarios de California se unieron esta semana en una conferencia virtual para mostrar públicamente su oposición a la Proposición 15, la cual según ellos, pudiera afectarlos directamente.

Esta moción pretende aumentar los impuestos a los dueños de grandes propiedades pero los pequeños empresarios temen que este gasto añadido pase a sus bolsillos y eventualmente a sus consumidores.

Por su parte, quienes están a favor de la Proposición 15, aseguran que los pequeños empresarios están exentos de este impuesto y que la mala fama la están causando las grandes corporaciones que no quieren pagar su parte de aranceles.

Laurie Thomas, propietaria de dos pequeños restaurantes en San Francisco, dijo que uno de sus restaurantes ha estado en el mismo lugar por los últimos 24 años y el otro por 14 años.

Contó que con la pandemia estaba tan preocupada por sacar sus negocios adelante que no estaba muy bien enterada de la Proposición 15 hasta hace poco.

“La preocupación es que todos nuestros contratos de arrendamiento están negociados”, explicó. “Yo estoy enganchada con el 50% del impuesto a la propiedad. Está en ese contrato de arrendamiento y eso es simplemente aterrador”.

Debido a que su restaurante está localizado en el primer piso de un edificio antiguo de apartamentos, el impuesto incluye a toda la propiedad y Thomas estima que puede tener un valor de unos $3 millones.

Laurie Thomas, dueña de dos restaurantes en San Francisco se opone a la proposición 15. (Suministrada)

“Eso significa que, en lugar de pagar como $6,000 al año por nuestra parte de los impuestos a la propiedad podría aumentar fácilmente en nuestra carga de arrendamiento, como de $30,000 a $40,000 de alquiler adicional, dependiendo en cuanto evalúan el edificio”, añadió Thomas.

Brian Schmitz es propietario de dos negocios de cervecerías artesanales en Palmdale y Lancaster. En Palmdale alquilan el edificio para la producción de cerveza y su arrendamiento terminará en dos años.

“Así que si [la Proposición 15] pasa el dueño seguramente buscará renegociar y podría ser retroactivo para cubrir esos impuestos que no obtuvo durante esos dos años. Así que eso va a afectar aún más”, indicó Schmitz.

El dueño de las cervecerías dijo que sin duda podrían llegar a perder muchos clientes si ellos se ven obligados a subir sus precios.

Otra preocupada con esta propuesta es Lorraine Salazar, dueña de tres restaurantes mexicanos Sal’s en el Valle Central.

Dijo que el negocio lo inició su padre y han estado al servicio de la comunidad por 77 años. Sin embargo, ahora teme que el negocio no sobreviva para poder pasarlo a la próxima generación.

Al igual que los otros propietarios Salazar indica que si se aprueba la Proposición 15 el aumento lo verían también los consumidores.

“Pero no se pueden subir los precios lo suficientemente altos como para poder cubrir ese gasto adicional porque nadie va a pagar de $15 a $16 por un taco”, expresó.

Los participantes dijeron entender la necesidad de crear más fondos para la educación, ya que varios tienen hijos en escuelas públicas. Saben que se necesitan “desesperadamente” los fondos para que los maestros mejoren los servicios, sobre todo en tiempos de pandemia.

Pero no quieren que lo hagan a costas de los negocios que ya se encuentran en situaciones difíciles en muchos casos por haber tenido que cerrar sus puertas.

De ser aprobada, la Proposición 15 generaría fondos críticos para las escuelas, desde kínder hasta el grado 12, y los colegios comunitarios. Estos recursos brindarían un apoyo fundamental al sistema educativo del estado de escasos recursos y a sus estudiantes mientras hace frente a una pandemia mundial y una recesión económica.

Dueños de Lucky Luke Brewing se oponen a la proposición 15. (Suministrada)

Partidarios de la proposición dijeron que California ocupa el puesto 39 a nivel nacional en gastos por alumno para las escuelas y los colegios comunitarios pero reciben la menor cantidad de fondos por alumno en comparación con las universidades públicas del estado.

Alex Stack, portavoz de la campaña “Sí” a la proposición 15, dijo que dueños de propiedades más grandes también utilizan las escuelas y servicios locales como carreteras, puentes, los departamento de policía y bomberos pero no están pagando su parte justa.

“En realidad, los propietarios de viviendas han tenido que pagar cada vez más a lo largo de los años”, indicó.

“Solía ser como 50/50, entre propietarios y corporaciones. Ahora, las corporaciones solo pagan el 28% comparativo y el resto lo pagan los propietarios. Entonces cuando las corporaciones no pagan su parte justa, eso simplemente se transfiere a los propietarios. No es justo”.

Los partidarios añadieron que las grandes corporaciones y los inversores adinerados que abusan del sistema fiscal cobran los mismos precios que las empresas que pagan su parte.

“Cuando los propietarios adinerados no pagan su parte, la carga recae sobre nosotros’’, indica la página de “Sí” a la 15.

Para información a favor de la Prop. 15 visita: yes15.org/ y para más datos por el ‘No’ acude a: noonprop15.org/