La reacción de un actor a la rabieta de su hija en el supermercado se hace viral

Actuar con calma y no ceder por apuro al estar en público es fundamental para una correcta educación de los niños

La reacción de un actor a la rabieta de su hija en el supermercado se hace viral
Los berrinches o rabietas son normales en los menores de 18 a 24 meses, pero los padres deben aprender cómo controlarlas con paciencia y amor.
Foto: Shutterstock

Si eres madre o padre, una de las situaciones más estresantes y que causan más apuro es cuando los niños tienen una rabieta en público.

Normalmente, se intenta que el niño obedezca, dándole suaves órdenes. Se intenta aparentar tranquilidad y hacer como que se domina la situación.

Pero no funciona y las órdenes caen en saco roto. Al niño le da igual la gente y se tira al suelo, empieza a dar patadas y se resiste como gato panza arriba cuando se intentas que se levante del piso. Muchas personas deciden marcharse avergonzadas y advertir al niño que le castigarán al llegar a casa.

Sin embargo, el actor estadounidense Justin Baldoni ha compartido su experiencia recientemente, dando una lección al mundo.

El director y cineasta colgó en Facebook una foto de él junto a su padre impasibles mientras su hija lloraba tirada en el suelo en un supermercado Whole Foods. Baldoni quiso lanzar un mensaje de tranquilidad hacia muchos otros padres que se han visto en la misma situación. Él dice que hay que sentirse cómodo en lo incómodo.

“No hay padres perfectos, pero una cosa que me enseñó el mío fue a no ser padre en función de lo que los demás pensaran. Mi padre siempre me dejaba sentir lo que necesitaba sentir, aunque fuera en público y embarazoso. No recuerdo que me dijera: ‘¡Me estás avergonzando!’ o ‘¡No llores!’. No fue hasta hace poco tiempo cuando me di cuenta de lo importante que fue para mi propio desarrollo emocional. Nuestros niños están aprendiendo y procesando tanta información y no saben qué hacer con todos estos nuevos sentimientos que aparecen”, escribió el actor en la red social.

“No es embarazoso para mí cuando tiene un berrinche en la tienda de comestibles o cuando grita en un avión. Soy su padre… no el tuyo. No nos avergoncemos de nuestros hijos. De hecho, probablemente deberíamos ser también un poco más amables y pacientes con nosotros mismos. Si pudiésemos expresar lo que estamos sintiendo y tener berrinches y llorar cuando sentimos la necesidad, tal vez podríamos ser más alegres y felices”, concluyó.

El post de Baldoni se ha hecho viral y ha sido compartido casi 40,000 veces con cerca de 100,000 comentarios. Muchos padres que se han sentido aliviados al ver que alguien, que además es conocido le quita hierro al comportamiento de su hija enrabietada.

 

Muchos padres y madres con hijos con autismo o algún tipo de discapacidad también han compartido cuánto sufren cada vez que salen a la calle o tienen que ir a hacer la compra. Amanda Shingleton, una madre con tres hijos, dos de ellos gemelos con retrasos en el desarrollo y un tercero con autismo explicó que para ella es horrible salir a la calle, ya que recibe muchos comentarios groseros de gente que no tiene idea de lo que les pasa a sus hijos”, comentó

Según los expertos, las rabietas son beneficiosas para el desarrollo emocional de los niños. Los expertos recomiendan actuar con calma y no ignorar ni ceder ante las pataletas. Hay que mantenerse firme para que el niño no interprete que ésa es la manera de conseguir lo que quiere.