Familia espera un ‘milagro’ mientras pide apoyo de la comunidad

Las hijas de Beatriz Martínez, quien se encuentra en estado de coma, piden ayuda para poder darle el tratamiento médico que necesita

Familia espera un ‘milagro’ mientras pide apoyo de la comunidad
Beatriz Martínez (d) antes de viajar a Estados Unidos.
Foto: Familia Martínez / Cortesía

A principios de año la señora Beatriz Martínez, de 65 años, tenía planeado volver a su natal Morelos, México, después de haber vivido en Estados Unidos por 23 años. Ella añoraba su tierra y tenía muchas ganas de conocer a sus dos nietos de 15 y 8 años, hijos de su hija mayor con quienes planeaba vivir.

Sin embargo, el mes de agosto el destino le cambió sus planes por completo. La madre inmigrante ahora se encuentra en estado de coma en un hospital y su esposo e hijas ruegan por la pronta recuperación. La familia describió a Beatriz como una mujer muy fuerte.

Anel Martínez, hija de Beatriz, dijo que el pasado 10 de agosto su madre se estaba bañando cuando se cayó y se golpeó la cabeza. Inmediatamente fue llevada al hospital donde tuvo que ser intervenida de emergencia para removerle un coágulo de sangre.

Anel dijo que al siguiente día habló por teléfono con su madre, quien le dijo que ya se quería ir a su casa pero por órdenes del doctor debía quedarse unos días más.

Para el miércoles en la madrugada, la víctima sufrió convulsiones y los doctores tuvieron que aplicarle una traqueotomía y ponerle oxígeno. Después sufrió un infarto, y aunque fue resucitada, quedó en estado de coma.

“Los doctores dicen que tal vez nunca despierte y si despierta posiblemente no reconozca a nadie”, dijo Anel. “Pero yo se que ella quiere vivir”.

Desde hace 25 años Beatriz fue diagnosticada con diabetes y hace cinco años le comenzaron a fallar los riñones por lo cual tuvo que comenzar un tratamiento de diálisis peritoneal. Ella asistía al centro de diálisis tres veces por semana.

Beatriz Martínez junto a su esposo Jaime Martínez y una de sus nietas. (Suministrada)

Anel dijo que los doctores le recomendaron que, debido a su estado de salud tan complicado, la desconectara y ella se rehusó pues asegura que su madre la puede escuchar.

“Mi papá me dice que yo me encargue porque él también está enfermo de diabetes y no habla inglés”, dijo Anel asegurando que no tienen más familiares en este país.

Unas semanas después del diagnóstico de Beatriz, los doctores le dijeron que tenía que mandarla a un centro de cuidado subagudo, donde recibirá los cuidados comprensivos necesarios como terapia ocupacional y física una vez que se recupere.

El problema que enfrenta la familia es que Beatriz es indocumentada y solo cuenta con un seguro de salud Medi-Cal de emergencia el cual no cubre estos servicios.

“Para que reciba el servicio subagudo ella necesita tener Medicare”, explicó la hija.

Otra opción es pagar de su propio bolsillo, lo cual ella desconoce cuánto pudiera ser.

“Yo sé que mi mamá se merece una segunda oportunidad de vida”, dijo Anel.

Esperando su regreso en México

Sin poder contener las lágrimas, desde México Érica Martínez, hija mayor de Beatriz dijo a La Opinión que ella estaba muy emocionada cuando sus padres le dijeron que tenían planeado regresar a México.

“Llevo 23 años sin verlos”, dijo Érica, de 42 años y quien reside con sus hijos en Morelos, México. “Con mi mamá hablábamos por teléfono todos los días y ella se ilusionaba mucho de conocer a mis hijos, siempre pensando que si un día le pasaba algo no quería dejar pasar la oportunidad de conocerlos”.

Cuando su madre cayó enferma, Érica se enteró de inmediato, pero no podía hacer nada desde lejos. Al igual que Anel, Érica espera que ocurra un milagro que salve a Beatriz.

“Si se llega a recuperar y quiere venirse, que se venga. Por algo es que su corazón sigue latiendo”, dijo Érica.

Beatriz ha vivido en Estados Unidos por 23 años. (Suministrada)

Recaudación de fondos para su tratamiento

Pese a que Beatriz trabajó en Estados Unidos alrededor de 20 años y ahora tiene 65 años, edad que pudiera permitirle solicitar Medicare, no califica de acuerdo a los requisitos de la Administración del Seguro Social.

Solamente los ciudadanos o residentes permanentes legales que hayan vivido en Estados Unidos continuamente durante los últimos cinco años previos a solicitarlo. También califican las personas menores de 65 años con ciertas discapacidades o personas de cualquier edad con enfermedad renal en etapa terminal.

Para la familia de Beatriz lo único que les queda es hacer recaudación de fondos para que pueda ser transferida a un centro de cuidados subagudos. Anel, con la ayuda de una amiga, crearon una página de GoFundMe.

Si esta interesado en ayudar en esta causa puede visitar: https://www.gofundme.com/f/Beatriz-necesita-tu-ayuda