Familia encuentra un búho enorme escondido en la casa

Dos especies de búhos distintas se han convertido en noticia en los últimos días

La semana pasada muchos neoyorquinos se sorprendieron al ver un adorable búho habitando el árbol de Navidad que adorna el Rockefeller Center. 

Los trabajadores que lo encontraron a principios de la semana pasada, descubrieron que era un búho adulto macho, una de las especies de búhos más pequeños de América del Norte. Lo llevaron al centro de vida silvestre en Saugerties, Nueva York, ubicado aproximadamente a 2 horas del Rockefeller Center.

Rockefeller, que así se llamó al búho, no había comido ni bebido agua durante su viaje de tres días en el árbol hasta que llegó a Manhattan. Al llegar al centro, se le suministró fluidos y ratones, y el viernes se anunció que las radiografías mostraban que todo estaba bien.

Aunque Rockefeller pronto regresará a la vida silvestre, voceros del icónico Rockefeller Center dijo el jueves que “siempre tendrá acceso VIP a este árbol”. El árbol se encenderá el 2 de diciembre.

Pero lo mejor de todo es que este no es el único búho que ha decidido sorprender escondiéndose en un lugar peculiar.

El reportero de noticias de KTVI George Sells, llegó a su casa y descubrió al pequeño “intruso” en una esquina de su salón.

“Di la vuelta a una esquina y miré hacia arriba y ahí estaba, con las alas completamente abiertas”, dijo Sells “No sé cuánto mediría, cuatro pies, seis pies. Parecía increíblemente enorme “.

Un búho barrado, la segunda especie de búho más grande que se encuentra en la región de St. Louis, había logrado entrar a la casa de Sells.

“Las puertas estaban abiertas y la chimenea estaba abierta. Es probable que el búho estuviera cazando y se cayó por la chimenea ”, dijo Tom Fitzgerald, de Rottler Pest and Lawn Solutions.

Fitzgerald es un ex voluntario del World Bird Sanctuary, una reserva sin fines de lucro de Missouri para aves amenazadas.

Sells no se pudo resistir y grabó la captura del animal.

“Sí, agarré el teléfono, estaba en mi mano. Una vez que hice lo necesario para asegurarme de que estaba a salvo, quise sacar unas fotos”

Fitzgerald se encargó de ello y usó guantes y una red para atrapar al pájaro.

“Pudimos inmovilizarlo contra la ventana”, explicó Fitzgerald. “Y luego, con cuidado, colocarlo en una caja. Entonces vi que él estaba mirando, pude comprobar que estaba bien “.

Afortunadamente, el incidente causó pocos daños. Solo una lámpara se volcó y se rompió una botella.

Jay Everitt, director técnico de Rottler, dijo que una tapa de tiro es la forma de mantener alejados a todo tipo de bichos.

“Pueden ser muy peligrosos si te agarran. Puedes ver en el video, Tom tiene puestos sus guantes protectores. Es una situación desafiante. No es algo que cualquiera pueda hacer”, dijo Everitt a Fox2.

Fitzgerald liberó al búho en los bosques cercanos, territorio familiar para el animal y la familia Sells se quedó con una gran historia que contar.

“Mi hija, Samantha, tiene 11 años, y lo primero que dijo fue: “¡Mi invitación a Hogwarts está aquí! “. Sells contó que su hija estaba entusiasmada y hacía referencias a la serie de libros de Harry Potter constantemente.