Lo imputan por el homicidio culposo de Diego: la justicia argentina allana la casa y consultorio del médico de Maradona

Leopoldo Luque está siendo investigado en la causa que investiga la fiscalía de San Isidro

Leopoldo Luque, neurocirujano del astro argentino Diego Maradona.
Leopoldo Luque, neurocirujano del astro argentino Diego Maradona.
Foto: Getty Images

Ante presuntas irregularidades en la internación domiciliaria de Diego Armando Maradona, la Justicia ordenó allanar la casa y el consultorio del médico personal del fallecido astro futbolístico, Leopoldo Luque, quien se convirtió en el primer imputado de la investigación que se tramita, provisoriamente, como homicidio culposo.

Así lo informaron a La Nación calificadas fuentes judiciales. “En virtud de la prueba que se fue recabando se consideró necesario solicitar allanamientos en el domicilio y consultorio del médico Luque. Si se confirman las irregularidades en la internación domiciliaria de Maradona se podría estar ante el delito de homicidio culposo”, explicaron los informantes consultados.

Los allanamientos se ordenaron en el marco de la investigación que llevan adelante la fiscal de Benavídez Laura Capra y los fiscales generales adjuntos de San Isidro, Patricio Ferrari y Cosme Irribaren.

El domicilio de Luque está situado en 30 de septiembre al 1800, en Adrogué, en Almirante Brown, y el consultorio, en avenida del Libertador, al 5900, en Belgrano. Según pudo saber La Nación de fuentes que participan del allanamiento, cuando llegaron los funcionarios judiciales y el personal policial, Luque se sorprendió, “no lo esperaba”.

El equipo especial de fiscales a cargo de la investigación fue una decisión tomada por el fiscal general de San Isidro, John Broyad, poco después de que conociera la muerte de Maradona.

“Como Luque era el médico de cabecera de Maradona se decidió allanar la casa y el consultorio para buscar documentación para determinar si, durante la internación domiciliaria de Maradona, hubo irregularidades”, explicaron fuentes de la causa. Los allanamientos, después de un pedido hecho por el equipo de fiscales, fue autorizado por el juez de Garantías de Tigre, Orlando Díaz. El magistrado, provisoriamente, definió las actuaciones como homicidio culposo.

Los procedimientos apuntan a buscar elementos para determinar si el médico era responsable de cuidar a Maradona después que le dieron el alta de la clínica donde lo habían operado de un “hematoma subdural”. El médico no estaba el miércoles pasado en la casa del lote 45 del barrio San Andrés, cuando murió Maradona, pero hizo una llamada al número de emergencias 911 para pedir una ambulancia a las 12:16.

Los investigadores quieren establecer si era el responsable de cuidar a Maradona, con que frecuencia iba a la casa a revisar a su paciente. Hasta el momento, el neurocirujano era el único de los integrantes del entorno de Maradona que ni había declarado como testigo. “En el día de ayer se continuó con las tareas investigativas y la sustanciación de la prueba en curso, tomándose además algunas declaraciones testimoniales de familiares directos de Maradona”, explicó la Fiscalía General de San Isidro en un comunicado de prensa.