Javier Ceriani exclusivo: “Me retorcía en la cama por tanta angustia que estábamos provocando”

"Cada vez que hablamos de alguien lo marcamos de por vida"

Javier Ceriani exclusivo: “Me retorcía en la cama por tanta angustia que estábamos provocando”
Javier Ceriani.
Foto: Mandy Fridmann / Cortesía

Javier Ceriani es uno de los personajes más fuertes del entretenimiento. Amado por muchos, odiado por otros, generalmente por contar sus ‘incómodas historias’. Lo cierto es que desde sus programa de Youtube, ‘Chisme No Like’ y ‘Chisme en Vivo’ por Estrella TV, junto a Elisa Beristain ha revolucionado a los famosos, a los medios y le ha dado muchos motivos a la gente para entretenerse en medio de la pandemia.

Pocos saben que su gran amor, el primero en su faceta profesional, es la actuación. Sí, su camino por el espectáculo comenzó como actor, algo que no solo disfrutó en su natal Argentina, sino también en Miami y en Los Angeles, donde vive actualmente.

“Ahora estoy en YouTube en el periodismo qué casualidad que puedo llevar la actuación al YouTube, que era algo que nunca me lo hubiera imaginado, que ahora los actores trabajemos no para la televisión, no para las novelas clásicas, sino para las nuevas plataformas”, nos explica Javier sobre su nuevo personaje de Drabelo, un controversial hombre que se debate entre seguir a Dios o al diablo en ‘La Hija de Dios’, escrita y dirigida por Enrique Torres.

Javier Ceriani y Enrique Torres
Javier Ceriani y Enrique Torres. Foto: Javier Ceriani

En exclusiva, hablamos con Ceriani, quien responde a todo: si mienta, cuál es su límite, quién es, si duerme en paz, sus demonios, sus talentos y el éxito, los famosos y su regreso a la actuación.

“La serie se trata de una chica inmigrante que cruza las fronteras de México a Los Ángeles, llega embarazada sin haber tenido relaciones sexuales, y empieza el debate entre la ciencia y la religión, si es posible que alguien quede embarazada”, explica Javier sobre esta serie que se puede ver en el canal de Youtube llamado Soapy.

La serie plantea que en realidad el mesías es una mujer, y está situada en la actualidad en Los Ángeles, en medio del mundo de las redes sociales, la pandemia, la fe y la ciencia. Todo esto dice Javier que lo llevó a reflexionar sobre Jesús.

“Lo que yo siempre pienso es que Jesús realmente ha sido un gran periodista, era quien denunciaba las injusticia, era el gran vocero de las verdades, llegaba a los pueblos y decía esto está mal, esto está bien, estos son unos mercenarios, estos son unos falsos fariseos… Yo creo que Jesús, ha sido quizás uno de los grandes periodistas que hemos tenido en la historia”, asegura.

Además, segura que de alguna manera se siente identificado con el Jesús de la Biblia: “Me han crucificado muchas veces por decir la verdad, me han crucificado en Argentina, Miami… Me acuerdo cuando decía que el Padre Alberto no era lo que mostraba y en Miami era intocable y realmente me consideraban un hereje, un anticristo por haberme metido con él… Después ‘TV Notas’ lo encuentra desnudo en la playa con una señorita, y claro yo lo dije mucho tiempo antes y cuando vos decís las cosas mucho tiempo antes, como las dijo Jesús, no te entienden, piensan que es mentira y piensan que quieres es llamar la atención”.

Javier Ceriani
Javier Ceriani. Foto: Javier Ceriani

Construir a Drabelo lo llevó a enfrentarse consigo mismo: “Fue un poco fuerte porque es un hombre que se flagela, es un hombre religioso, culposo, tortuoso, oscuro y a la vez muy llamativo, muy fashion y dije: ‘Es un personaje que tiene mucho de mí, es un hombre que lucha entre el bien y el mal, y a veces a mí me ven como un ángel y a veces como un diablo, esa mezcla, ese mix, que es muy sabroso a veces. No siempre el bueno es totalmente bueno, ni el malo totalmente malo. Para mí fue un éxtasis que me hayan llamado para esto, trabajar con actores latinos en Hollywood… Esto fue increíble porque hicimos la serie de 10 capítulos, en medio de la pandemia”.

Además Ceriani debió tener un trabajo físico con el que no contaba, pues en la serie hace un desnudo: “Yo venía con sobrepeso, no estaba bien, mi sobrino me empezó a entrenar y adelgacé 40 libras, empecé a tener la musculación necesaria. Si bien el personaje no tiene que estar perfecto, era un desnudo fuerte, es una flagelación, también es muy cuidado, con luces, obviamente es un ritual que él hace frente a la cruz, es una escena muy jugada y muy fuerte. Tuve que aprender a rezar en arameo y en latín, así que tuve que rezar mucho(risas)”.

Javier Ceriani
Javier Ceriani. Foto: Javier Ceriani

El periodista, se enfrenta a diario con el agradecimiento y con el enojo de los famosos, según él, depende del cuán profesionales sean:

“El tema de avisar, a veces algunos se acomplejan, pero es un aviso muy bueno, de hecho María Celeste, cuando percibía que la iban a despedir, me llamó a mí una noche antes y me dijo: ‘Javier, ¿vos sabes algo?’… En definitiva, los grandes saben que soy un tipo con credibilidad, quizás los mediocres son los que más se ofenden, se enojan, se acomplejan, pero en el caso de Cristina Saralegui, en el caso de Emilio Estefan… Me acuerdo una vez, la madre de Shakira, vino a la radio y me dijo: ‘Nunca cambies, porque si usted cambia, yo lo dejo de escuchar por más que critique a mi hija'”.

-A su personaje le tocó dar latigazos, ¿pero qué pasa cuando los famosos sienten que él se los da?

“Cuando me iba a poner un apodo cuando empecé en la televisión en Miami, pensaba en ‘El Aguila’, ahora me dicen ‘El Güero’, y en un momento surgió hasta la palabra ‘látigo’… Ser un látigo en el periodismo es duro, porque en realidad le estamos pegando a los artistas, a los famosos, y a veces quedan marcados, muchas veces quedan marcados de por vida, porque muchas de las cosas que hemos descubierto, generan que la persona no sea la misma, y como ahora hay una condena social, cada vez que hablamos de alguien o que desatamos un escándalo, es un latigazo que puede quedar marcado de por vida”.

“Es una responsabilidad también, siento que es un peso grande y sí da como un poco de terror pensar en eso, habré tenido errores, habré tenido fallas, pero a la larga yo siento que quien me redime de todo esto es el público… Yo siento que los seguidores, como tenía Jesús, cada vez son más, entonces es una responsabilidad, da miedo, cada latigazo tiene que ser mucho más cuidado porque el mundo está muy sensible y además el público nos sigue, las redes nos sigue y si cada latigazo tiene que ser muy concreto, muy conciso”, asegura.

Sin embargo, asegura que todo lo que hace no es personal, es su trabajo:

“En lo personal antes era más culposo, vengo de una familia católica y era como más traumado, pero a larga, yo siento que uno está haciendo su trabajo, y si le marca la vida a una persona, era al destino que se las has marcado, como me lo han marcado a mí, son las marcas de la vida, las marcas de la industria, creo que hay personas que han marcado la industria, para bien, para mal, el periodismo también ha hecho grandes cosas para que público sepa la verdad”.

Javier Ceriani y Enrique Torres
Javier Ceriani y Enrique Torres.

La pregunta que todos se hacen cada vez que lo ven contando o denunciando algo: Javier, ¿cuando apoyas la cabeza en la almohada, duermes en paz?

“Sí, duermo en paz, pero duermo en paz ahora… He tenido momentos en los que no podía dormir, hay momentos en donde me retorcía en la cama de tanta angustia por lo que estábamos provocando, y por el torbellino que era. Además el éxito es muy traumático, te podés deprimir. Yo tuve mucho éxito, y tuve momentos en donde no lo tuve, y cuando lo volví a tener ya no era el mismo…

Tengo éxito pero hay otros valores en mi vida, me importa realmente estar tranquilo, tener paz. Yo ya viví muchas cosas, ya fui muy famoso, muy transgresor, muy loco, tuve muchísimo dinero, a veces no, y dije la verdad. Como que le perdí el miedo a la vida, y con esta pandemia ahora mucho menos. Tengo claros los valores de lo que yo me tengo que ocupar, que es mi familia, mis amigos, de construir mi pequeño mundo.

Soy un tipo muy espiritual, no muchos lo saben, tengo una vida interior muy rica y a prendí a disfrutar la vida. California me hizo bien, los Ángeles me llevó al Javier más honesto, aprendí, el problema es cuando no querés aprender, cuando no querés evolucionar, pero sí vos escuchás lo que la vida te dice, tu vida cambia, realmente está completo el de adentro y el de afuera”, concluye.

MIRA LA ENTREVISTA COMPLETA EN VIDEO: