Dioses de la guerra: Brandon Moreno, de Tijuana, brinda la pelea del año ante el campeón del UFC

Deiveson Figueiredo sobrevive tras 25 salvajes minutos en un empate que le impide al mexicano hacer historia

Brandon Moreno conecta al campeón Deiveson Figueiredo en el UFC 256.
Brandon Moreno conecta al campeón Deiveson Figueiredo en el UFC 256.
Foto: Jeff Bottari/Zuffa LLC / Getty Images

Nadie podrá decir nunca que el mexicano Brandon Moreno no aprovechó su gran oportunidad en el UFC.

La noche del sábado, el peleador de Tijuana lo dio todo en la pelea por el campeonato de peso mosca ante el monarca defensor, el brasileño Deiveson Figueiredo, en el combate estelar del show UFC 256 en Las Vegas. Luego de una guerra de 25 minutos, los jueces anotaron el pleito como empate mayoritario.

“The Assassin Baby” Moreno, de 27 años, demostró en el octágono que estaba listo para buscar la gloria, y obligó al campeón -a quien apodan “El Dios de la Guerra”- a darle todo también para sobrevivir en un duelo que los observadores ya están llamando la pelea del año.

Luego de que el campeón mosca del UFC dominó los primeros dos rounds, Moreno puso en problemas a Figueiredo, de 32 años, el resto de la pelea, empezando por el tercero, en el que el amazónico fue sancionado por golpe bajo.

El mexicano ganó el cuarto round, pero en el quinto dos jueces vieron superior al brasileño, como quedó anotado en las boletas oficiales. Tras lo cual, el resultado fue de dos boletas de empate 47-47 y una de 48-46 en favor de Figueiredo (20-1-1). Moreno ahora tiene récord de 18-5-2.

El respeto mutuo entre los gladiadores luego de haber batallado con tanto corazón quedó grabado al sonar la chicharra final y lo mismo tras anunciarse el veredicto, como puede apreciarse en los videos.

Moreno no pudo convertirse en el primer peleador nacido en México en ganar el campeonato del UFC, pero al menos la revancha debe ser automática.

Las estadísticas del UFC indicaron que Figueiredo conectó 147 golpes por 139 de Moreno y 137-132 en golpes significativos. Pero el bajacaliforniano, que no ha perdido en sus últimos seis pleitos, se anotó 4 derribes por 2 de su rival.

Moreno, con un camino largo sinuoso en las artes marciales mixtas, se ha ganado un nombre en el octágono. El joven cuya familia vendía piñatas en Tijuana pertenece ahora a la élite de los deportes de combate.

LEER MÁS:

Patada que da la vuelta al mundo y el UFC dice que es su KO más increíble