Alimentos y juguetes para familias de La Puente

Autoridades y organizaciones se unen para aligerar la preocupación de la comunidad a puertas de las fiestas por Navidad

La supervisora Hilda Solis (c) junto a personal del LACFD y del CHP.
La supervisora Hilda Solis (c) junto a personal del LACFD y del CHP.
Foto: Impremedia

La presidenta de la Junta de Supervisores del condado de Los Ángeles, Hilda Solís, hizo este jueves entrega de 1,500 juguetes a 54 organizaciones sin fines de lucro que fueron afectadas por la pandemia del COVID-19 en el Valle de San Gabriel y que ahora no tienen recursos para celebrar Navidad con sus hijos.

En el Sunshine Park de la ciudad de La Puente, numerosos automovilistas de las organizaciones preseleccionadas acudieron para recibir alimentos no perecederos donados por el Banco Regional de Comida del condado de Los Ángeles y bolsas llenas de regalos para los niños.

“En esta comunidad de La Puente, hay una gran necesidad porque los latinos han sido fuertemente golpeados por el COVID-19 y, mientras que los padres tienen que salir a trabajar, los niños se quedan en casa y muchos no iban a tener un regalo de Navidad”, manifestó Solís.

Ante esta situación, numerosas agencias de servicio comunitario y patrocinios de SoCal Gas, Alma Family Services, la Asociación de Administradores Hispanos del condado de Los Ángeles, el Departamento de Bomberos del condado angelino (LACFD) y la Patrulla de Caminos de California (CHP) hicieron posible la Navidad para muchas familias.

“Para un niño, un juguete en esta Navidad puede significar que él le importa a alguien para que sea feliz”, comentó Diego Rodríguez, vicepresidente de Alma Family Services.

Las personas recibieron los artículos en sus autos tipo drive-thru. / fotos: Jorge Luis Macías.

Leslie Lúa y Sean Ferguson dieron a conocer que el LACFD aportó 200 regalos.

“Quisimos aprovechar la oportunidad para traer un rato de alegría y una sonrisa a los niños de la comunidad”, dijo Ferguson.

Por su parte, Carlos Coronado, dijo que miembros del Departamento de Libertad condicional del condado efectuaron un donativo de $2,500 para la compra de juguetes y cajas de comida.

Los integrantes de la Asociación de Administradores Hispanos del condado de Los Ángeles (LACHMA) colaboraron con un cheque de $5,000, según informó a La Opinión su presidente, Roberto Meneses.
Situación preocupante

La entrega de regalos y alimentos en esta región del Valle de San Gabriel coincidió con el drástico aumento de muertes por COVID-19 reportado en Los Ángeles.

En el evento en Sunshine Park también se repartieron cajas de alimentos para las familias.

De acuerdo con la doctora Bárbara Ferrer, directora de Salud Pública del condado, cada hora fallecen dos personas en promedio en los hospitales donde médicos y enfermeras no se dan abasto para atender la oleada de contagios.

Agregó que, desde el 9 de noviembre el promedio de fallecimiento diarios por coronavirus se ha disparado en 267%. La cifra de muertes por día la semana pasada era de 44; no obstante este jueves se reportaron 102 fallecimientos por coronavirus, lo que elevó la cifra total a 8,664. Los más afectados son los pacientes latinos.

“Es triste y preocupante lo que está sucediendo”, expresó la supervisora Solís, quien representa al Distrito 1 del condado. “Ojalá cambie el escenario, pero estamos peor que Nueva York”.

En efecto, es común que en los hogares de latinos vivan hacinadas varias generaciones en un mismo hogar, desde los abuelos, los padres, hijos y nietos, lo que causa que haya menos espacio para el distanciamiento social o poner a un miembro de la familia en cuarentena si llegara a contagiarse.

Tanto los funcionarios de gobierno como los de salud del condado están abrumados por el número récord de muertes, los miles de nuevos casos positivos y las hospitalizaciones que tienen el sistema médico de emergencia al tope de su capacidad.

“Es verdaderamente grave el problema, añadió la supervisora Solís. “Pero aún no hemos visto el tsunami que se viene desde el día de Acción de Gracias”, advirtió.

Se refería a las conglomeraciones de personas en un mismo hogar, a pesar de la recomendación de las autoridades de salud de evitar las reuniones.

En cifras

En el condado de Los Ángeles también se confirmaron ayer otros 14,418 casos de coronavirus. De ellos, unos 7,000 fueron atribuidos a una fecha límite de notificación de uno de los laboratorios de procesamiento de pruebas más grandes del condado.

Hasta el jueves, el condado tenía un total acumulado de 580,325 casos confirmados desde el inicio de la pandemia, en marzo.

El aumento de casos llevó a situación crítica en los hospitales, con 4,656 pacientes COVID-19 ingresados
actualmente.

De hecho, la capacidad disponible en la región de 11 condados -incluido Los Ángeles- del sur de California cayó a cero, según cifras recién publicadas por el estado.

Estos números no indican que necesariamente que no haya camas disponibles en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), ya que elestado ajusta el porcentaje a la baja si los condados tienen un porcentaje mayor de casos de pacientes con COVID-19 al esperado y que ocupan una cama en dichas unicades.