Organizaciones advierten que medidas migratorias que anunció Biden no son suficiente

ACLU lamentó que las órdenes presidenciales "no incluyan una acción inmediata para rescindir y deshacer más políticas ilegales e inhumanas que esta Administración heredó"

Organizaciones advierten que medidas migratorias que anunció Biden no son suficiente
Los activistas creen que Biden debe establecer medidas de mayor calado.
Foto: MARK RALSTON / AFP / Getty Images

Las organizaciones que defienden a los inmigrantes han tomado con prudencia las medidas migratorias que el presidente Joe Biden anunció este martes -y que incluyen la creación de un grupo de trabajo para reunir a familias separadas en la frontera. Activistas y abogados reclaman a la nueva Administración un mayor compromiso y más inmediatez.

“Elogiamos los pasos que la administración Biden ha tomado hasta ahora para comenzar el proceso de reconstrucción de nuestro sistema de asilo. Pero es preocupante que las órdenes de hoy no incluyan una acción inmediata para rescindir y deshacer más políticas ilegales e inhumanas que esta Administración heredó y que ahora posee”, dijo Omar Jadwat, director del proyecto Derechos de los inmigrantes de la Unión Estadounidense por los Derechos Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés.

La organización ve positivo que el Gobierno no vaya a defender ante la Corte Suprema la llamada política Quédate en México, que enviaba al país vecino a inmigrantes centroamericanos mientras esperaban para procesar sus solicitudes de asilo. Pero la abogada Judy Rabinovitz cree que debe ir más allá y “comprometerse con un proceso para traerlos a los Estados Unidos, donde pueden presentar sus solicitudes de asilo desde un entorno seguro y pueden comenzar a recuperarse del trauma que han experimentado”.

Respecto al grupo de trabajo para poner en contacto a las familias migrantes separadas en la frontera, desde ACLU declararon que “las más de 5,500 familias separadas necesitan una acción inmediata [y] no pueden esperar 120 días para que un grupo de trabajo haga recomendaciones”. Lee Gelernt, abogado de la organización, apunta que estas familias merecen “ciudadanía, cuidado y recursos”.

En este mismo sentido, la organización Justice in Motion lamentó en un comunicado que la orden ejecutiva “no incluya compromisos específicos para permitir que los padres deportados vuelvan y se reúnan con sus hijos en Estados Unidos y se queden aquí permanentemente con acceso a servicios sociales y a otras formas de restitución”.

Erika Andiola, de la asociación Raíces, que lucha contra la detención de familias migrantes en Texas, consideró “decepcionante” el paquete de órdenes ejecutivas.

“La Administración Biden-Harris está usando las palabras correctas y está expresando sus intenciones en la dirección correcta, pero la realidad es que no están yendo tan lejos como es necesario“, expresó en un comunicado en el que responsabilizó al Gobierno de lo que “le pase a los 5,000 menores ahora detenidos y a las miles de personas atoradas en México por la política Quédate en México”.

Andiola propone que la Administración Biden cree una “comisión de verdad, reunificación y reconciliación” para que las familias afectadas puedan tener justicia.