La Casa Blanca se muestra a favor de dar cheques de estímulo a hijos estadounidenses de indocumentados

Ocho senadores demócratas votaron la semana pasada a favor de dejar a indocumentados (otra vez) sin la ayuda económica

Activistas defienden que los indocumentados también deberían recibir la ayuda.
Activistas defienden que los indocumentados también deberían recibir la ayuda.
Foto: Chip Somodevilla / Getty Images

Una polémica votación en la que ocho senadores demócratas se opusieron a incluir a inmigrantes indocumentados en la tercera ronda de cheques de estímulo obligó a la Casa Blanca a aclarar este martes su postura a favor de que la ayuda económica llegue a los hijos estadounidenses de indocumentados.

Los senadores demócratas Maggie Hassan, Mark Kelly, Kyrsten Sinema, Joe Manchin, Gary Peters, Debbie Stabenow, Debbie Stabenow, Jon Tester y John Hickenlooper votaron a favor de la enmienda del republicano de Indiana, Todd Young, para impedir (de nuevo) que los inmigrantes indocumentados reciban el cheque de estímulo.

Aunque el propósito declarado de la enmienda era bloquear los beneficios de estímulo como cheques o exenciones fiscales para los inmigrantes indocumentados, altos cargos demócratas como el senador de Illinois Dick Durbin mostró preocupación por que la enmienda impida recibir la ayuda a niños estadounidenses con padres indocumentados.

Los esposos ciudadanos de un indocumentados quedaron excluidos de la ayuda económica en la primera ronda de estímulos, pero en el segundo sí que fueron elegibles para recibirla.

Demócratas progresistas como la senadora de Hawái Mazie Hirono dijo que los inmigrantes indocumentados pagan impuestos y que sus hijos estadounidenses deberían recibir los cheques. Es por ello que la Casa Blanca se vio obligada a defender la postura del presidente Joe Biden.

Aún así, para muchos activistas y defensores de la inmigración los indocumentados, que pagan impuestos a través del ITIN y que muchas veces realizan servicios esenciales, también deberían recibir pagos directos.