Repartidor de DoorDash de San Francisco recibe más $150,000 dólares en donaciones tras susto por sus hijos

El vehículo de Jeffrey Fang fue robado con sus pequeños niños adentro, pero el final fue feliz

El caso muestra las dificultades de muchos repartidores de app.
El caso muestra las dificultades de muchos repartidores de app.
Foto: ERIC BARADAT / AFP / Getty Images

El pasado fin de semana, Jeffrey Fang y su esposa vivieron las horas de mayor angustia de sus vidas, luego de que el vehículo del hombre que trabaja como conductor de DoorDash fuera robado. Dos hijos pequeños de la pareja estaban adentro.

“Estaba tratando de no quebrarme ni pensar en las peores cosas que pudieran suceder. Mi mente estaba en distintos escenarios. Las horas se sintieron como años”, le dijo el Sr. Fang a The New York Times, al relatar el incidente ocurrido la noche del sábado y la mañana del domingo pasados en San Francisco.

El repartidor de DoorDash de 39 años de edad realizaba una entrega en el barrio residencial de Pacific Heights. Llevaba en su minivan a su hija Winnifred, de 4 años, y su hijo Sean, de 2 años, quienes solo hablan mandarín.

Tras realizar su entrega cerca de las 8:45 pm, Fang rencontró en el asiento de conductor de su vehículo a un hombre, con el que forcejeó. El sujeto logró quitarle su celular y corrió a otro auto donde su cómplice le esperaba. Fang los alcanzó y consiguió recuperar su teléfono, pero al regresar a su Honda Odyssey en la calle de Jackson, ya no estaba.

Relacionado: Uber, Lyft y DoorDash cambian su manera de contar las horas de sus conductores

Desde ese momento, el señor Fang recibió el apoyo de las autoridades y también de amigos, incluyendo un comunicador, para buscar el auto con sus hijos. Cuatro horas más tarde el vehículo fue encontrado al otro lado de la ciudad con los niños a salvo.

La grata sorpresa es que una página de GoFundMe creada para ayudar a la familia Fang empezó a recibir donaciones en gran cantidad. Hasta la noche del 13 de febrero el total era de alrededor de $153,000 dólares.

Tony Xu, fundador de DoorDash, expresó su alivio, además de que se reportó que la empresa le dio una ayuda económica al hombre originario de China.

 

El episodio tuvo un final feliz, pero reavivó críticas para las empresas tecnológicas de app que incluyen a Uber y Lyft al quedar de manifiesto el tipo de dificultades económicas que enfrentan muchos de sus conductores y que en ocasiones obligan a personas como Jeffrey Fang a trabajar con sus hijos.

LEER MÁS:

VIDEO: Impresionante robo en calles de San Francisco con autos en movimiento