El proyecto de ley de ayuda económica de la Cámara se enfrenta a cortes en el Senado

El aumento del salario mínimo y otras disposiciones importantes podrían quedar aparte del proyecto de ley de estímulo económico por $1.9 billones de dólares

El proyecto de ley de ayuda económica de la Cámara se enfrenta a cortes en el Senado
Sanders confía en que el aumento del salario mínimo avance.
Foto: Graeme Jennings-Pool / Getty Images

El Senado se está preparando para dejar el proyecto de ley de estímulo económico de la Cámara con una serie de cortes que podrían determinar si las principales piezas del paquete de ayuda de $1,9 billones de dólares del presidente Joe Biden, quedan en el piso de la sala y no avanzan a ley.

En un entorno similar a una sala de tribunal, con consecuencias legislativas de alto riesgo, el personal de ambas cámaras discutió a puerta cerrada el miércoles sobre si piezas críticas del plan de alivio del coronavirus de Biden, que contiene las reglas para el tercer cheque de estímulo de $1,400 dólares, no cumplen con las reglas presupuestarias, reportó POLITICO.

El árbitro en esta disputa: Elizabeth MacDonough, parlamentaria del Senado, que es la asesora oficial de la Cámara Alta en asuntos procesales, quien podría opinar el miércoles o el jueves sobre lo que puede quedar dentro del proyecto de ley y lo que debe quedar fuera.

El aumento del salario mínimo a $15 dólares la hora está en la agenda de esta discusión, además de problemas de pensiones y los subsidios destinados a ayudar a los trabajadores despedidos a permanecer en sus planes de seguro médico.

Los demócratas esperan que se emitan fallos favorables, y algunos están decididos a reestructurar sus propuestas si se quedan fuera, ansiosos por obtener el proyecto de ley más grande posible, bajo las reglas presupuestarias que le permitan evadir obstrucciones del Senado.

Pero el tiempo para sortear los posibles escollos se está agotando, con los demócratas de la Cámara de Representantes con el objetivo de aprobar el paquete para el final de la semana y los líderes del Congreso con la esperanza de enviarlo al escritorio de Biden, antes de que expiren los beneficios por desempleo a mediados de marzo.

Cumplir las reglas de presupuesto es requisito para la reconciliación

La decisión más esperada es sobre el salario mínimo, y los republicanos argumentan que un cambio de política tan radical no se aprueba con las restricciones presupuestarias que guían la aprobación del plan pandémico de Biden.

Pero los demócratas confían en que tienen un caso sólido, impulsado por un análisis reciente de la Oficina de Presupuesto del Congreso.

“Obviamente estamos un poco sesgados, pero creemos que hicimos un caso convincente de que aumentar el salario mínimo a un salario digno es consistente” con las reglas, dijo el presidente de presupuesto del Senado, Bernie Sanders, y agregó que espera un fallo “muy pronto”.

El intercambio con la parlamentaria es parte del proceso de reconciliación, que los demócratas están utilizando para aprobar el enorme proyecto de ley de Biden con una mayoría de 51 votos en el Senado, cuando este está dividido uniformemente, evitando así la necesidad de negociaciones con el Partido Republicano.