Quién es Davina Bennett, la modelo de ‘7 días en Jamaica’, el disco de Maluma

"Sé que ahora soy la envidia del mundo", dice la ex MIss Jamaica sobre su experiencia al lado del cantante colombiano

Quién es Davina Bennett, la modelo de ‘7 días en Jamaica’, el disco de Maluma
Davina Bennett y Maluma durante la filmación de '7 días in Jamaica', un álbum de 7 canciones. Foto: Angello Faccini
Foto: Cortesía

Davina Bennett sabía de la existencia de Maluma, pero nunca había escuchado su música. Aún así, cuando alguien le dijo que el cantante colombiano estaba buscando una modelo para los videos de su álbum “7 días en Jamaica”, no lo pensó dos veces y audicionó para el papel.

La modelo no tenía idea de la magnitud de la filmación, pero de cualquier manera quería aprovechar la ventana para hacer lo que más le gusta: mostrar la belleza y la cultura de su país, así como el orgullo de su gente.

“Yo pensé que iba a ser un video sencillo, algo más pequeño”, dijo Davina en una charla telefónica desde Miami, donde ahora reside. “[Pero] era un tributo a Jamaica, y no iba a dejar pasar la oportunidad porque siempre busco la forma de apoyar y de hacer ver bien a mi país”.

El nuevo disco del cantante es un EP con siete cortes, y cada uno tiene su video; lo dio a conocer en enero en su canal de Youtube y, además de haber sido filmado en Jamaica, incluye la participación de Ziggy Marley, el hijo del célebre intérprete de reggae, Bob Marley.

En el material, que tiene una duración de poco más de 25 minutos, Davina interpreta a la enamorada de Maluma, algo que ella sabe que pondrá celosas a millones de personas alrededor del mundo.

“Sí, sé que ahora soy la envidia del mundo”, dijo la modelo, quien cobró notoriedad en 2017 en el certamen de Miss Universo porque, en lugar de alaciar o de peinar su cabello, mostró su estilo afro en todo su esplendor.

“No me obligaron a cambiar el estilo, aunque sí me hicieron mucho bullying en las redes sociales”, dijo Davina, de 24 años. “Me dijeron que con ese cabello no iba a ser siquiera una de las 16 finalistas”.

Davina no solo llegó a esa clasificación, sino que quedó en segundo lugar.

“Hice historia porque fui la primera finalista que usó el cabello al estilo afro”, dijo. “Ahora tenemos a una finalista con el cabello natural que poco a poco está cambiando y rompiendo con este estándar de belleza […] Esto cambió cómo la gente ve y etiqueta a este certamen”.

Actualmente, Davina trabaja como modelo en una de las agencias más importantes del mundo, y divide su tiempo entre Miami y Jamaica. Viaja constantemente y participa en campañas dirigidas a niñas que aspiran a participar en Miss Universo.

Ella, más que nadie, sabe por lo que muchas mujeres tienen que pasar antes de sentirse aptas para concursar en este certamen. Dice que cuando era pequeña era muy insegura, pero que sobre todo, no se sentía bonita.

“Mi familia y la gente a mi alrededor me decían que era hermosa, pero el que más influenció en mi manera de pensar fue mi papá, que me decía que era bonita”. dijo. “Finalmente empiezas a creer lo que te dicen y fue lo que cambió mi enfoque y  la forma de pensar de mí misma”.

Participar en el Miss Universo fue el evento en el que Davina descubrió todos su potencial, dijo, y por eso ahora cree que este tipo de concursos son necesarios, a pesar de que cada vez existen más detractores que consideran que el certamen promueve una idea equivocada de lo que es la belleza de la mujer y que además usa a la figura femenina como objeto comercial.

“Yo estoy en desacuerdo”, dijo. “Estos concursos construyen tu autoestima y la confianza en ti misma […] Aprendes mucho, no solo para el concurso sino para otras cosas, como por ejemplo cómo comer, reglas de etiqueta. Todas las niñas tienen que experimentarlo, y los padres deberían motivar a las hijas a participar porque eleva la confianza en ti misma […] Creo que tiene más cosas buenas que malas”.

La modelo, una de las finalistas de Miss Universo en 2017, cree que este concurso debe seguir existiendo porque eleva la autoestima de sus participantes. Foto: Angello Faccini