El estímulo económico, una cruzada contra la pobreza difícil de creer

En muchas ciudades en Estados Unidos la renta de un apartamento con una recámara es de alrededor de $1,800

El estímulo económico, una cruzada contra la pobreza difícil de creer
Los cheques del estímulo económico ya están llegando a los bolsillos de la gente.
Foto: Getty / Getty Images

Esta semana empezaron a llegar los cheques de estímulo económico del gobierno federal, luego de más de un año de pandemia. Primero fueron $1,200 y luego $600 por la administración Trump. Ahora fue el turno de Biden con $1,400.

Con este dinero, algunos importantes medios de comunicación no dilataron en aplaudir al presidente y enfatizaron que, la lucha de Biden para sacar adelante al país de esta crisis venía en serio y es enormemente progresista.

También enfatizaron que la administración Biden tenía otra forma de pensar –en relación a las prácticas del pasado- y que el cheque era un acto revolucionario. Pero subrayaron, que si el dinero no era suficiente, deberíamos estar agradecidos y asegurarnos que lo gastamos de la mejor forma.

Inclusive, Rachel Maddow, una de las estrellas de MSNBC, quien gana un promedio de $25 millones anuales, subrayó en su programa que este cheque de estímulo era un acto progresivo sin precedentes. Solo se le podía equiparar con la aprobación de Obamacare en el 2010.

Algunos periódicos como el New York Times calificaron al estímulo económico de $1,400 dólares como un acto que simbolizaba una cruzada contra la pobreza.

Aunque National Public Radio (NPR) hizo un análisis más profundo y destacó en su titular.

‘Con un solo movimiento, el Congreso podría sacar a millones de niños fuera de la pobreza’.

Con todo respeto, este tipo de análisis y propaganda no tiene mucha lógica; tanto que podría ser destruido al menor asomo a la realidad. En otras palabras, ‘no tiene madre’.

Estas aseveraciones de los medios solo confirma dos cosas: lo alejado de la realidad y de la gente común y corriente que en muchas ocasiones estamos los medios de comunicación y, que simplemente los medios buscan manipularte y hacerte creer  que Biden es lo mejor que le pudo haber pasado al pueblo estadounidense.

No hay duda que al editor de NPR se le olvidó que el cheque solo sería recibido una vez, y que en muchas ciudades estadounidenses la renta mensual de un apartamento con un solo cuarto es de hasta $1,800; mientras millones de personas perdieron su empleo y no han podido pagar su renta en meses.

Y todavía se preguntan los expertos en medios de comunicación por qué la gente ya no cree en la prensa corporativa o de gobierno, o por qué tenemos candidatos como Donald Trump.

Lo que estos medios no entienden es que la gente ya no quiere que se le mienta o se le manipule la información. Una tarea casi imposible de realizar cuando los principales medios en EE.UU. pertenecen a unas cuantas corporaciones.

Pareciera que lo que los medios buscan esconder, es que la actual administración, ni de chiste, piensa en darle seguro médico para todos a su población, EN MEDIO DE UNA PANDEMIA. También, parece que buscan dejar en el pasado la malograda lucha por un sueldo mínimo de $15 la hora como lo había prometido Biden; todo esto mientras se bombardea Siria, se le dice asesino al mandatario Ruso y el gobierno Chino se le revela, harto de la manipulación, injerencia y sanciones estadounidenses.

Todo esto, a unos días en que el propio presidente Biden dijera que EE.UU. está viviendo un momento muy crítico porque más de 500,000 estadounidenses han perdido la batalla contra el COVID, una cantidad muy superior al total de víctimas de la Primera y Segunda Guerra Mundial.

No olvidemos que otros países desarrollados como Canadá han ayudado a su pueblo  en forma mensual, prácticamente desde que inició la pandemia; mientras Estados Unidos entrega su tercer apoyo a un año de una de las crisis sanitarias y económicas más severas que se haya vivido desde la Gran Depresión de 1929.

Como se dice por ahí, cualquier estímulo es mejor que nada y los $1,400 (además de un crédito infantil de $3000 o 3,600 por cada hijo menor de 18 años; entre otros beneficios para organizaciones y pequeños negocios) seguro que ayudará con la deuda acumulada a miles de familias afectadas por el COVID, pero de eso a decir que el estímulo sacará de la pobreza a la mitad de los pobres en EE.UU., creo que estamos muy lejos de la realidad, y esa ‘cruzada contra la pobreza’ solo se vive en los medios de comunicación, pero no en la calle.

Agustín Durán es editor de Metro de La Opinión y ha vivido en Los Ángeles desde 1992.