Familia de Isaías Cervantes asegura que los agentes sabían que el joven era autista antes de balearle

El hispano podría quedar paralítico como consecuencia de las heridas que le provocaron las balas del departamentos del sheriff de Los Ángeles

Familia de Isaías Cervantes asegura que los agentes sabían que el joven era autista antes de balearle
Yajaira Cervantes pide que haya más agentes entrenados para tratar con personas con discapacidad.
Foto: EFE / EFE

La familia de Isaías Cervantes, el hispano autista al que agentes del sheriff del condado de Los Ángeles balearon la semana pasada en Cudahy, California, aseguran que cuando contactaron con el departamento avisaron de que el joven de 25 años tenía autismo y problemas de audición, según una hermana de Cervantes y el abogado de la familia.

La familia del joven se puso en contacto con el 911 cuando este entró en una crisis de salud mental. Pero el encuentro con los agentes se tornó violento en poco tiempo hasta que un efectivo del LASD disparó a Cervantes, a pesar de las supuestas advertencias. El hispano quedó con heridas que podrían dejarlo paralítico.

“Me gustaría que hubiera más agentes formados que sepan cómo lidiar con las discapacidades“, dijo la hermana Yajaira Cervantes. Ella y un grupo de manifestantes se reunieron el lunes por la mañana frente al Palacio de Justicia del centro de la ciudad con carteles que exigían “Justicia para Isaías”.

LASD dijo en un comunicado de prensa que los agentes de su estación en el este de Los Ángeles dieron respuesta el 31 de marzo a un disturbio en una casa donde un hombre había “presuntamente agredido a un miembro de la familia“.

Sin nombrar a Isaías Cervantes, la nota de la agencia local relata que el joven “agredió a uno de los agentes dándole golpes en los ojos mientras intentaba desarmarlo” y que en el forcejeo recibió un disparo. Los detectives del sheriff investigan el accidente.

Un portavoz del departamento asegura que el incidente quedó registrado en las cámaras corporales de los agentes y asegura que “publicaremos videos y otras pruebas pertinentes en un futuro cercano”.

Austin Dove, abogado que representa a la familia Cervantes dijo que un familiar llamó a la policía para que “calmara las cosas” después de que el joven empujara a su madre. Sin embargo, según Dove, lo que hicieron los agentes fue “intensificar (la situación) de inmediato”.