California da a 76,000 presos la posibilidad de salir antes de prisión

La medida recortará más la población del que fue el sistema estatal de prisiones más grande del país. Más del 40% de los presos en el estado son latinos

California da a 76,000 presos la posibilidad de salir antes de prisión
La medida aliviará la superpoblación de las prisiones.
Foto: FREDERIC J. BROWN / AFP / Getty Images

California dará ahora a 76,000 presos, incluidos delincuentes violentos y reincidentes, la oportunidad de salir de prisión antes: se trata de una medida con la que el estado apunta a recortar aún más la población —con fuerte presencia de latinos— del que fue el sistema correccional estatal más grande del país.

Más de 63,000 reclusos condenados por delitos violentos serán elegibles para créditos por buena conducta que acortan sus sentencias en un tercio, en lugar de la quinta parte que había estado en vigor desde 2017. Están incluidos casi 20,000 reclusos que están cumpliendo cadenas perpetuas con la posibilidad de acceder a la libertad condicional, reportó The Associated Press.

A partir del sábado entran en vigor las nuevas reglas

Las nuevas reglas entraron en vigencia el sábado, pero podrán pasar meses o hasta años antes de que los reclusos beneficiados salgan de prisión.

Las autoridades penitenciarias dicen que el objetivo es recompensar a los reclusos que progresan en el proceso de rehabilitación, mientras que los críticos dicen que la medida pondrá en peligro al público.

A quiénes beneficia

Bajo la nueva medida, más de 10,000 prisioneros condenados por un segundo delito grave pero no violento serán elegibles para salir en libertad después de cumplir la mitad de sus sentencias. Eso es un aumento del crédito de tiempo cumplido respecto al actual, que es de un tercio de la sentencia.

También a partir del sábado, todos los reclusos de seguridad mínima en los campos de trabajo, incluidos los que se encuentran en los campos de extinción de incendios, serán elegibles para lograr salidas anticipadas, independientemente de la gravedad de su delito.

Los cambios fueron aprobados esta semana por la Oficina de Derecho Administrativo del estado.

“El objetivo es aumentar los incentivos para que la población encarcelada practique un buen comportamiento y siga las reglas mientras cumple su condena, y participe en programas de rehabilitación y educación, lo que conducirá a prisiones más seguras”, dijo la portavoz del departamento Dana Simas en un comunicado.

“Además, estos cambios ayudarían a reducir la población carcelaria al permitir que las personas encarceladas logren el camino para la libertad antes”, agregó.

Simas proporcionó las estimaciones de cuántos presos afectarán a pedido de la agencia de noticias The Associated Press.

California ha estado bajo órdenes judiciales para reducir la población carcelaria, que alcanzó un máximo de 160,000 en 2006. Ahora hay menos de 100,000 presos en el estado. Más de un 40% de los presos son latinos, según las estadísticas más recientes.