Jugador seleccionado por los Steelers celebra en el refugio homeless de California donde vivió cuando era niño

Najee Harris cumple su sueño de llegar a la NFL, pero no se olvida que para lograrlo alguna vez recibió una mano y ahora ofrece hacer lo mismo con gente sin hogar

Jugador seleccionado por los Steelers celebra en el refugio homeless de California donde vivió cuando era niño
El momento en que Najee Harris fue seleccionado por los Pittsburgh Steelers en el Draft de la NFL.
Foto: Gregory Shamus / Getty Images

Cuando tenía 12 años, Najee Harris tuvo que vivir con su madre y cuatro hermanos en un refugio para gente sin hogar (homeless) en el área de San Francisco, de donde es originario. Por eso es que el jueves, unas horas antes de ser seleccionado en el Draft de la NFL por los Pittsburgh Steelers, el ahora hombre de 23 años se dirigió al mismo lugar y organizó una fiesta.

Najee Harris no solo ha cumplido su sueño de jugar fútbol americano profesional, sino que el corredor que brilló tanto en la Universidad de Alabama y que en enero hizo una jugada que dio la vuelta al mundo en los playoffs de la NCAA, ha demostrado que la perseverancia paga dividendos y que el agradecimiento nunca debe de perderse.

Antes del inicio del Draft de la NFL el jueves, Harris compartió alimentos y esperanza con las personas sin hogar en el refugio Greater Richmond Interfaith Program, en la Bahía de San Francisco.

“Quise asegurarme de que podía darle de regreso a la comunidad y mostrarles que si necesitan algo yo no seré demasiado importante o lo que sea para poder ayudarles. Siempre voy a ofrecer una mano de ayuda”, dijo Harris entrevistado por reporteros a propósito de su visita al refugio.

Más tarde se vistió elegantemente y se reunió con familia y amigos en un restaurante para esperar la llamada de la NFL.

 

Harris fue seleccionado en la primera ronda del Draft con la posición 24 por los Steelers, una de las franquicias más prestigiadas de la NFL a quienes les urgía un corredor.

Najee Harris se eleva de manera asombrosa contra Notre Dame. /Getty Images

“Hubo un tiempo en el que yo necesité una mano. ellos me dieron una oportunidad de ponerme de pie. Así que mi trabajo es devolver”, agregó este impresionante atleta de noble corazón.