La importancia de amamantar a su bebé

¡Amamantar tiene muchos beneficios para los bebés y las madres! Se ha demostrado que disminuye el riesgo de infecciones del oído, diarrea, eczema, asma, síndrome de muerte súbita del infante, diabetes, cánceres infantiles y obesidad.

La importancia de amamantar a su bebé
Conoce lo que significa soñar con un bebé.
Foto: Pixabay

Traducido por: Maythé Ruffino y Damaris Bernard

¡Felicidades! Si eres una madre primeriza o le estás dando la bienvenida a un nuevo hermanito o hermanita en tu familia, puede ser emocionante, gozoso, pero también podría ser un poco abrumador. Entre las citas médicas y los pañales de los bebés, ¡otro componente importante en la vida de tu hijo es la alimentación! Hablaremos sobre los beneficios de darle pecho al bebé, cómo amamantar exitosamente y los recursos para apoyarte en el proceso de amamantar a tu recién nacido.

La leche en tu pecho llega desde muy temprano, a las 12 ó 18 semanas de embarazo en la forma de lo que se llama calostro. El calostro es la primera leche que produce la madre y está compuesta de proteínas, grasas, azúcares e incluso anticuerpos que contribuyen a la inmunidad de tu bebé —protegiéndolo de los gérmenes que se encuentran en el medio ambiente— ¡por eso lo llamamos oro líquido!  Después de 2 a 4 días del parto, pasarás a producir leche madura. Durante este período, es posible que observes que tus senos se vuelvan grandes, firmes y sensibles (se hinchen), esto es una señal de que estás produciendo leche, pero podría ser incómodo para algunas mujeres.

¿Por qué amamantar?

¡Amamantar tiene muchos beneficios para los bebés y las madres! Se ha demostrado que disminuye el riesgo de infecciones del oído, diarrea, eczema, asma, síndrome de muerte súbita del infante, diabetes, cánceres infantiles y obesidad. Las madres que amamantan tienen tasas reducidas de cáncer de mama y ovarios, diabetes, artritis reumatoide, presión arterial alta y de enfermedades cardíacas. El acto mismo de amamantar también proporciona un beneficio psicológico para la madre y su bebé. Una hormona llamada oxitocina se libera cuando amamantas y no sólo permite que baje la leche, sino que también ayuda a reducir el estrés y promueve la unión y el afecto entre la madre y su bebé. Las investigaciones han demostrado que los bebés que son amamantados también tienen un menor riesgo de desarrollar infecciones respiratorias o del tracto digestivo, asma, además de las que ya mencionamos.

Las madres latinas tienen tasas más altas de comenzar a amamantar a sus bebés al nacer, pero sólo el 18% de las madres latinas continúan amamantando exclusivamente sin suplementar la alimentación. En realidad están más inclinadas a combinar amamantar complementando con la fórmula la alimentación de sus bebés. Las mujeres afroamericanas tienen las tasas más bajas de lactancia materna en comparación con todos los demás grupos étnicos raciales en los Estados Unidos. Lo que significa que demasiadas madres y bebés afroamericanos se pierden los numerosos beneficios de amamantar. Por lo que es importante pedirle ayuda a tus amigos y familiares para que te apoyen en tus metas en el proceso de amamantar a tu bebé. Hay muchos recursos muy buenos que están disponibles para ayudarte. Nuestros favoritos son California Special Supplemental Nutrition Program for Women, Infants, and Children, conocido por sus siglas en inglés, WIC (https://wicbreastfeeding.fns.usda.gov/), La Leche League (https://www.llli.org/) y Cinnamoms (https://www.cinnamoms.org/).

Todas estas organizaciones proveen recursos para ayudar a las madres a amamantar a sus bebés y tienen sitios web detallados que proporcionan una gran cantidad de información y apoyo a las familias. Hay diagramas detallados y vídeos para ayudar a la visualización de las diferentes posiciones y técnicas para amamantar. Todas estas organizaciones proporcionan apoyo en línea y en persona, tienen grupos de apoyo e incluso dan máquinas para extraer leche materna y refieren a consejeras profesionales que asisten en el proceso de amamantar cerca de la zona donde vives.

Posicionamiento

Hay varias posiciones diferentes para la lactancia materna, y la posición ideal es cuando tú y tu bebé están más cómodos.

Algunas de las posiciones más comunes son: reclinada ó relajada con el bebé de frente, cargando al bebé horizontal, cargando al bebé horizontal cruzando los brazos, cargando al bebé como un balón de fútbol y con el bebé acostado de lado.

La posición reclinada ó relajada con el bebé de frente y cargando al bebé horizontal son las posiciones más comunes con las que las madres intentan amamantar primero. La posición cargando al bebé horizontal cruzando los brazos, permite un mayor control. La posición cargando al bebé como un balón de fútbol es útil para las madres que han sufrido partos por cesárea o tienen pechos más grandes. Finalmente, la posición con el bebé acostado de lado permite un posicionamiento más cómodo para la madre.

¡Esperamos que puedas amamantar probando cada una de estas diferentes posiciones y encontrar la óptima para ti! Aunque es normal que las madres primerizas que amamantan experimenten un leve dolor al principio o mayor sensibilidad en los pezones, las molestias muy fuertes o que persisten pueden indicar una necesidad de cambiar la posición al amamantar, o la necesidad de usar protectores para el pezón o incluso, si el dolor es muy fuerte, puede indicar la posibilidad de que haya una infección como candidiasis o mastitis (infección bacteriana de los senos).

Además de amamantar a tu bebé, el extraer la leche con una máquina de bombeo o con la mano son otras muy buenas técnicas adicionales con las que puedes experimentar para ayudarte en el proceso de amamantar. La extracción de leche con una máquina de bombeo es especialmente útil para las madres que necesitan estar separadas de sus bebés durante períodos prolongados de tiempo, como cuando deben ir a la escuela o a trabajar. La extracción de la leche le permite mantener su suministro de leche mientras está lejos de su bebé. Las máquinas o bombas extractoras de leche materna están cubiertas por los seguros médicos y también pueden estar disponibles en los centros WIC de tu área. El extraer la leche con la máquina o con la mano es muy útil para estimular la producción de la leche y aliviar la hinchazón o engrandecimiento de los senos que puede llegar a ser incómoda o hasta dolorosa.

Si bien amamantar es lo ideal, hay ciertas circunstancias en las que no se recomienda. Tal es el caso de las madres afectadas por el VIH, con lesiones activas del herpes en la mama y cuando padecen de tuberculosis activa. En estas circunstancias, la alimentación por fórmulas de leche o la leche materna de donantes serían las alternativas recomendadas.

Referencias y obras citadas

  1. https://www.healthychildren.org/English/ages-stages/baby/breastfeeding/Pages/Transitional-Milk-and-Mature-Milk.aspx
  2. https://www.healthychildren.org/English/ages-stages/baby/breastfeeding/Pages/Benefits-of-Breastfeeding-for-Mom.aspx#:~:text=Studies%20show%20that%20women%20who,blood%20pressure%20and%20high%20cholesterol.
  3. https://www.llli.org/breastfeeding-info/
  4. https://www.aap.org/en-us/advocacy-and-policy/aap-health-initiatives/Breastfeeding/Pages/Benefits-of-Breastfeeding.aspx
  5. https://wicbreastfeeding.fns.usda.gov/5-breastfeeding-holds-try (images of positions)
  6. Jones KM, Power ML, Queenan JT, Schulkin J. Racial and ethnic disparities in breastfeeding. Breastfeed Med. 2015;10(4):186-196. doi:10.1089/bfm.2014.0152
  7. https://www.cinnamoms.org
  8. https://www.pbs.org/newshour/health/racial-disparities-persist-for-breastfeeding-moms-heres-why
  9. https://www.hindawi.com/journals/nrp/2016/9278401/