Presionan por protecciones contra la intimidación de votantes latinos

Hay dos proyectos de ley en el Congreso que buscan asegurar que no haya discriminación racial en las urnas

Presionan por protecciones contra la intimidación de votantes latinos
Por todo el país, surgen leyes para suprimir el voto de las minorías. (Aurelia Ventura/La Opinión)
Foto: Aurelia Ventura / Aurelia Ventura/Impremedia/La Opinion

En el Congreso de Estados Unidos se analizan dos proyectos de ley que son clave: el Acta del Pueblo y la Ley de Promoción de los Derechos Electorales del congresista John L. Lewis, los cuales establecerían estándares nacionales para el acceso al voto y fortalecerían las protecciones contra la discriminación racial en las urnas. 

Este debate se da al mismo tiempo que legisladores de 47 estados han presentado cientos de proyectos de ley que crearán barreras al voto para las personas de color, adultos mayores y jóvenes. 

Durante la videoconferencia “La pelea por asegurar la libertad al voto se caldea: dos proyectos de ley clave ante el Senado”, expertos y defensores de los derechos civiles hablaron sobre lo que está en juego para los votantes étnicos y cuáles son las posibilidades de aprobación.

Tom Sáenz, presidente y abogado general del Fondo Mexicoamericano para la Defensa Legal y la Educación (MALDEF), dijo que estos dos proyectos de ley, van a atender un problema actual para la comunidad latina que está empeorando en el país.

“La política de California ha cambiado permanentemente como hemos visto en el último cuarto de siglo y el voto latino ha contribuido a eso en gran medida”.

Señaló que los latinos son ahora el 40% de la población de Texas, un estado que apenas esta semana ganó dos representantes más en la Cámara de Representantes y cuyo poder crecerá en el futuro.

El presidente de MALDEF, Tom Sáenz dice que la intimidación contra los votantes latinos lleva décadas. (Impremedia)

Sin embargo, hizo ver que el crecimiento de la participación latina en las elecciones en Texas es percibido como una amenaza para ciertas fuerzas políticas que están detrás de los esfuerzos para suprimir el voto, particularmente en las comunidades de color y donde los latinos están llegando a proporciones mayoritarias del voto.

Añadió que esto pasa cuando los líderes que buscan retener el poder y saben que no cuentan con el apoyo de la creciente comunidad latina, toman medidas para reprimir el voto, que van desde las demandas para que los nuevos votantes demuestren su ciudadanía hasta los intentos de permitir e incluso facilitar la intimidación de los votantes.

Sobre este tema, dijo que hay una legislación pendiente en Texas que permitiría llevar observadores a los lugares de votación y grabar videos con teléfonos celulares a los votantes que están recibiendo asistencia en el proceso de votación. 

“Eso no es más que una táctica de intimidación y por eso necesitamos que el Congreso y el Presidente intervengan para protegernos contra estos robos del derecho al voto”.

¿Cuál es la mayor amenaza para los latinos?

“Estoy particularmente preocupado por la comunidad latina en cuanto a la intimidación de votantes. La hemos visto desde hace décadas, ya sea con la colocación de guardias uniformados armados en los lugares de votación para intimidar a los votantes más nuevos; y por la legislación de Texas que permitiría a los observadores electorales ingresar al lugar de votación y tomar video”. 

Afirmó que MALDEF en este momento está desafiando una ley de Arkansas que restringe el número de personas a las que se puede asistir a emitir un voto. “No debería haber tal restricción y necesitamos dar asistencia a las personas que necesitan ayuda a la hora de acudir a las urnas”.

Los nativoamericanos enfrentan barreras inaceptables para votar. (Getty Images)

Votantes nativos

Jacqueline De León, abogada del Native American Rights Fund (NARF), dijo que los pueblos nativos de todo el país enfrentan barreras inaceptables para acudir a las urnas y discriminación abierta. “Eso hace que sea demasiado difícil para ellos participar en la democracia estadounidense”.

Reveló que la NARF monitorea más de 100 proyectos de ley discriminatorios presentados en 14 estados con una considerable población de americanos nativos. “Arizona en particular presenta al menos 27 proyectos de ley que dificultan el voto de los nativos”.

De León mencionó que han recopilado amplia evidencia del racismo contra los votantes americanos nativos. Por ejemplo, el fin de semana anterior al día de las elecciones pasadas, un hombre ganó el concurso de disfraces local en un pueblo que limita con la reservación de Fort Peck, vestido con un atuendo completo del Klu Klux Klan.

Resumió diciendo que requieren acción federal para que sea más fácil y equitativo para los nativos votar, así como una revisión de las leyes aprobadas por los legisladores estatales, las cuales llevan la intención de evitar que tengan participación política y poder.

“La ley de John Lewis es un paso importante para garantizar un acceso justo y completo para todos los ciudadanos estadounidenses, incluidos los americanos nativos”.

Voto latino
Quieren que votar sea más fácil. (Getty Images)

Impacto en minorías

Wendy Weiser, directora del Programa de Democracia en el Centro Brennan para la Justicia en la Facultad de Derecho de la Universidad de Nueva York, dijo que los proyectos de ley que están pasándose en Arizona, Texas, Michigan y en otros 13 estados, tienen el potencial de reducir de manera dramática el acceso al voto en especial de la gente de color y las minorías.

“Aquellos que están empujando estas medidas argumentan que la meta es que haya menos votantes. Incluso un legislador de Arizona dijo que no creía que todos deberían votar y que la cantidad es importante, pero también importaba la calidad”.

Enfatizó que el Congreso debe detener esta campaña legislativa para suprimir el voto en todo el país. “Las enmiendas 14 y 15 dan al Congreso grandes poderes para remediar y prevenir la descriminacion racial en el proceso de votación”.

Hilary Shelton, vicepresidente de promoción y política de la Asociación Nacional para el Avance de la Gente de Color (NAACP), dijo que es necesario reparar los daños que se han hecho a los derechos del votante y llegar hasta la Corte Suprema si es necesario.

“Con la experiencia de estas últimas elecciones donde votaron más estadounidenses en toda la historia del país aún cuando hubo muchos obstáculos para la participación, tenemos que asegurar que Estados Unidos vaya hacia adelante y hagamos que la votación sea más fácil y el fraude más difícil”.

Agregó que hay lugares donde para ir a votar, hay que tomar tres autobuses; y muchas veces cambian el lugar de votación sin avisar a la gente. Pero también señaló que EE UU es uno de los pocos países del mundo en los que si cometes un delito te quitan el derecho al voto

“Una de las cosas que debemos hacer es la reimplementación del derecho al voto para las personas que salen de prisión, aún si han cometido un crimen”.