Nuevos ciudadanos se naturalizan al aire libre para protegerse de COVID-19

La recién nombrada jefa de USCIS, Felicia Escobar Carrillo les pide servir de inspiración para que más residentes se naturalicen

Nuevos ciudadanos se naturalizan al aire libre para protegerse de COVID-19
Zulma Latino entre los 25 nuevos ciudadanos de EE UU. (Araceli Martínez/La Opinión)
Foto: Araceli Martinez / Impremedia

Durante una ceremonia especial al aire libre en el patio del edificio federal del centro de Los Ángeles, 25 inmigrantes de diferentes partes del mundo, se convirtieron en nuevos ciudadanos estadounidenses, entre ellos trabajadores de la salud que han combatido la pandemia de COVID-19, maestros y hasta un miembro de las fuerzas armadas.

“Hacerme ciudadana tras un largo camino, es dar un paso hacia la libertad y el empoderamiento”, dijo emocionada Zulma Latino mientras sostenía la bandera de Estados Unidos y su certificado de naturalización.

Ella emigró de Colombia hace 7 años, dos años después se hizo residente y hace tres años comenzó el proceso para la ciudadanía. “COVID atrasó mucho el proceso y jamás me imaginé que me haría ciudadana usando una mascarilla, pero estoy feliz. Ser ciudadana es algo maravilloso que me hace sentir más libre, sobre todo porque vengo de un país con muchas restricciones y que aún está pasando por un momento muy malo y triste”.

Y ser ciudadana la ha llenado de sueños. “Siento que es el momento de hablar por los que no tienen voz. Estamos aquí para ayudar y ser buenas personas. Yo quiero ser mejor”.

Zulma Latino, nueva ciudadana de EE UU. (Araceli Martínez/La Opinión)

La nueva ciudadana trabaja en el cuidado de salud, pero reconoce que en el terreno laboral ha hecho de todo para abrirse camino en este país. “No ha sido nada fácil, pero me visualizo en unos cuantos años con mi propio negocio”.

Fue la recién nombrada jefa de gabinete del Servicio de Ciudadanía y Migración (USCIS), Felicia Escobar Carrillo quien juramentó a los nuevos ciudadanos.

He tenido la oportunidad de participar en muchas ceremonias, pero ésta es la primera vez que administro el juramento de lealtad, y es mi primera oportunidad de participar en una ceremonia de naturalización como nueva jefa de gabinete de USCIS”.

Dijo a los nuevos ciudadanos que el hecho de tener una ceremonia en persona, es testimonio del trabajo duro, la habilidad y la fortaleza que los estadounidenses han mostrado durante la pandemia de COVID-19.

“Les pido entregar la misma energía y dedicación que les tomó llegar a este punto, para retribuir. Participen en la escuela de sus hijos y en su comunidad. Colaboren en sus iglesias o sean voluntarios en una organización local, sirvan en nuestras fuerzas armadas, abran un negocio, regístrese para votar o incluso postúlense para un cargo público. Estados Unidos los necesita.

Felicia Escobar Carrillo, jefa de gabinete de USCIS administra su primer juramento de lealtad a los nuevos ciudadanos. (Araceli Martínez/La Opinión)
USCIS da la bienvenida a 25 nuevos ciudadanos. (Araceli Martínez/La Opinión)

Pero además afirmó que la administración Biden trabaja para hacer el proceso de naturalización más accesible a los potenciales nuevos ciudadanos que están considerando solicitar la ciudadanía.

“USCIS está trabajando para desarrollar un enfoque gubernamental completo que promueva la naturalización a través de un nuevo Grupo de Trabajo Interagencial sobre Naturalización lanzado por el presidente Biden en su orden ejecutiva sobre la restauración de la fe en nuestros sistemas de inmigración legal y el fortalecimiento de los esfuerzos de integración e inclusión para nuevos estadounidenses”.

Escobar Carrillo instó a los nuevos ciudadanos a compartir su camino hacia la ciudadanía con sus amigos y vecinos. “Tú puedes servir de inspiración para millones que son elegibles para naturalizarse”.

La jefa de abogados de USCIS, Ashley Tabaddor fue quien tomó la promesa de lealtad a los nuevos ciudadanos.

Marvin Aparicio, nuevo ciudadano de EE UU. (Araceli Martínez/La Opinión)

Los 25 nuevos ciudadanos son de 15 países: Algeria, Armenia, Brasil, China, Colombia, Egipto, El Salvador, Irán, Israel, México, Filipinas, Corea del Sur, Tailandia, Suiza y Venezuela. 

Uno de los nuevos ciudadanos es miembro de las Fuerzas Armadas, pero había trabajadores de la salud, estudiantes y dos maestros.

El salvadoreño Marvin Aparicio estaba feliz con su certificado de naturalización en mano. “Llegué en el 2011. Gracias a Dios que entré legalmente y llevaba 10 años con mi residencia”.

Platicó que fue el año pasado cuando inició su proceso de ciudadanía que culminó con su juramentación el lunes 3 de mayo.

“Estoy empezando la carrera como conductor de trailer. Tal vez en un mes ya voy a poder manejar”, compartió.

Y está convencido de que ser ciudadano le dará más beneficios. “Mr permitirá trabajar en una oficina federal y votar”.

Blanca Estela Meléndez es nueva ciudadana de EE UU. (Araceli Martínez/La Opinión)

Visiblemente emocionada, Blanca Estela Meléndez dijo que como ciudadana de Estados Unidos, siente que el cielo es el límite.

“Yo nací en la ciudad de México. Mis papás me trajeron a los 3 años de edad, ahora tengo 38 años y debo decir que fue un camino difícil y muy largo para llegar a la ciudadanía”.

Agradeció a este país por todas las oportunidades y a sus padres por haberla traído. “Ha valido la pena todo su esfuerzo. Ahora quiero involucrarme en todo lo que sea posible, en el gobierno y en las escuelas de mis dos hijas”.

Blanca Estela quien trabaja en la industria de la cirugía plástica, planeaba celebrar su ciudadanía con una comida con su padre quien vino de México exclusivamente para acompañarla en uno de los días más importantes de la vida de su hija, su ceremonia de naturalización.

“Ha sido un día muy emotivo. Las cosas no pudieron salir mejor”, dijo feliz.

En el año fiscal 2020, USCIS ha naturalizado aproximadamente a 625,000 personas.