Cómo logró el éxito un inmigrante mexicano con un carrito de camotes en Nueva York

Hernán es un mexicano que como muchos buscó un mejor futuro en EE. UU., comenzó lavando platos y luego se animó por emprender un negocio que realizaba en México; le ha ido bien y va por su 4to carrito de camotes para continuar creciendo en Nueva York

Cómo logró el éxito un inmigrante mexicano con un carrito de camotes en Nueva York
Si buscas camote y plátanos al vapor por Nueva York, los carritos de Hernán trabajan de 16:00 a 21:00 horas.
Foto: Nout Gons / Pexels

Hernán Arellano, de 33 años, es un mexicano que viajó con su hermano Néstor a Estados Unidos para reunirse con su papá y ganar dólares para enviar a su familia en México.

Cuando niño Hernán viajaba desde San Juan Tetla, en Puebla, a la Ciudad de México para preparar y vender camotes por las calles del Centro Histórico.

Las cosas en México siempre han estado bien difíciles y tuvimos mucha necesidad, ese es otro motivo por el cual nos venimos para acá, para salir adelante”, comenta Hernán.

Después de los 14 años de edad Hernán y su hermano viajaron a Nueva York, en donde trabajaron en restaurantes como lavaplatos y meseros por más de 11 años.

Luego surgió la idea de tener un negocio propio, “Qué mejor que de camotes, algo que sin duda alguna sé preparar a la perfección y también para continuar con la tradición familiar que hemos llevado a cabo por algunas generaciones”, comentó el poblano.

Hernán tardó más de dos meses en investigar y contactar con gente que le facilitara llevar su carrito de México a Estados Unidos, hasta que logró que pudieran entregárselo.

Una vez que lo recibió, empezó a trabajar con éxito, al grado que se animó a poner a trabajar otros dos carritos y ya piensa aumentar su flotilla con uno más.

Hernán, Néstor y otro amigo son quienes los trabajan e intentan mantenerse en zonas específicas como El Bronx, Brooklyn, Manhattan, Queens, y Staten Island, porque es donde transitan más los mexicanos.

Los jóvenes también venden plátanos al vapor y lo interesante es que ya son consumidos por personas de diferentes países, como Brasil, Perú, Colombia y China, aunque los principales clientes son mexicanos.

En México es común acompañar estos productos con leche condensada y mermelada, pero en Nueva York Hernán ofrece otros sabores, como cajeta, chocolate líquido, canela en polvo y chispas de sabores.

El costo de la orden de plátano es de $5 dólares (aproximadamente $100 pesos mexicanos) y la de camote $6 dólares ($120 pesos).

El emprendedor dice que los carritos llaman la atención de los habitantes gracias al tradicional silbido que emiten al vender y por su diseño, que son de color verde mexicano con el mapa de Puebla plasmado y letras de colores.

Hasta el momento no tienen competencia y son los únicos camotes y plátanos preparados al vapor en Nueva York, con la receta original con la que se preparan en Puebla.

Los tres carritos de camotes trabajan de jueves a domingo, de 16:00 a 21:00 horas y cada vez son más conocidos los “Camotes Puebla”, gracias a que intentan abarcar lo más posible las calles de la ciudad de Nueva York.

Con información de El Universal

También te puede interesar:

Cuántos seguidores debes tener en YouTube, Instagram o TikTok para ganar $100,000 dólares

¿Por qué se divorcian Bill Gates y Melinda Gates después de 27 años de matrimonio?

Por qué hay escasez de pollo en Estados Unidos