Trabajadoras domésticas exigen protecciones al gobernador Newsom

Llevan a cabo manifestaciones simultáneas en Los Ángeles y Sacramento

Trabajadoras domésticas exigen protecciones al gobernador Newsom
Trabajadoras domésticas y sus hijos piden al gobernador firmar el proyecto de ley SB 321 para darles protecciones. (Cortesía CDWC)
Foto: Cortesía

De manera simultánea, en Los Ángeles como en Sacramento, cientos de trabajadoras domésticas le exigieron al gobernador Gavin Newsom protecciones de salud y seguridad como las tiene cualquier otro trabajador.

“Me gustaría que un día el gobernador hiciera nuestro trabajo para que viera por todo lo que pasamos”, dijo Carolina Morán, quien desde hace más de 10 años, se gana la vida como trabajadora de limpieza en las casas de Los Ángeles.

Morán relató que cuando fueron los incendios en el área de Santa Mónica en 2019, fue contratada para trabajar en la limpieza de hogares devastados por los siniestros y le tocó absorber durante días humo y cenizas.

“Cuando nos escogieron para el trabajo, no nos dijeron que eran para los incendios. La persona que nos contrató no nos dio mascarillas ni guantes y nos proporcionó productos químicos de limpieza muy fuertes para la limpieza. A los días me pegó una tos y quedé muy sensible a los detergentes”.

Tras la pandemia, hay más razones para que el gobernador Newsom firme la SB 321. (Cortesía CDWC)

Por todos los desafíos que enfrentan, es que las trabajadoras del hogar pidieron al gobernador que firme el Acta de la Salud y Seguridad para Todos los Trabajadores, SB 321.

De ser convertida en ley, removerá la exclusión de las trabajadoras domésticas de la División de Salud y Seguridad Ocupacional Cal/OSHA para que puedan tener los mismos derechos legales que otros trabajadores a la salud y seguridad en los lugares del trabajo.

La autora de este proyecto de ley es la senadora de Los Ángeles, María Elena Durazo y es patrocinado por la Coalición de Trabajadoras Domésticas de California (CDWC).

“La SB 321 es un gran paso adelante para asegurar protecciones básicas que merecen las trabajadoras domésticas. Hay más de 300,000 en California, y más de 2 millones de hogares que dependen de su trabajo para cuidar sus casas, niños y ancianos y a los californianos con discapacidades”, dijo la senadora Durazo.

“Esta fuerza laboral formada principalmente por mujeres inmigrantes, ha mantenido nuestra economía en marcha durante el último año, haciendo posible que las familias cumplan con su trabajo, con reuniones virtuales de negocios y ayudando a nuestros hijos a mantenerse conectados con el aprendizaje. Estos trabajadores dependen de la legislatura y del gobernador Newsom para ser protegidos y no podemos defraudarlos”, agregó.

El año pasado, el gobernador Newsom vetó este proyecto de ley que entonces era SB 1257. Su autora era también la senadora Durazo. 

Trabajadoras domésticas se manifiestan en Sacramento y Los Ángeles en demanda de protecciones. (Cortesía CDWC)

El argumento que dio el gobernador Newsom para vetarla es que hubiera ampliado la jurisdicción de Cal-OSHA para cubrir a las trabajadoras domésticas que laboran en casas. “Esto colocaría a 11 millones de hogares y apartamentos bajo la jurisdicción regulatoria de Cal-OSHA. Y estos no pueden ser tratados de la misma manera que los lugares tradicionales de trabajo”.

Dijo que cree que las trabajadoras domésticas merecen protecciones; y por eso en 2019, aprobó una ley para ampliar los derechos sindicales de las trabajadoras que cuidan niños y  en un futuro extender la seguridad.

Una petición con 1,500 firmas fue entregada en las oficinas del gobernador Newsom tras la manifestación de las domésticas en Sacramento.

De acuerdo a la Coalición de Trabajadoras Domésticas de California (CDWC), la mayoría de estas trabajadoras son inmigrantes y mujeres de color. 

Durante la pandemia, enfrentaron la falta de protecciones de salud y seguridad, además de los desafíos ocupacionales propios del trabajo doméstico. “Muchas trabajadoras enfermaron de Covid-19 y murieron. Debido al devastador impacto de la pandemia, hoy más que nunca se necesitan las protecciones para prevenir muertes y enfermedades. Nuestro trabajo es esencial”, dijo Fanelly Millán del Centro de Jornaleros de Pomona, quien participó en la manifestación de Los Ángeles.

Se espera que la medida SB 321 sea votada en el pleno del Senado en las próximas semanas, y de ahí vaya a la Asamblea. De ser aprobada por ambas cámaras, el gobernador Newsom tendría hasta los primeros días de octubre para aprobarla o vetarla.

Con veladoras representan a las decenas de miles de domésticas en California. (Cortesía CDWC)

Olga Segura, una productora mexicana y cofundadora de Latinx House, quien participó en la manifestación de Los Ángeles, dijo que muchos actores, productores y artistas dependen del trabajo doméstico para hacer su trabajo. “Como mujer inmigrante mexicana, me doy cuenta que sin su trabajo esencial, no podrían construir sus carreras y Hollywood no funcionaría”.

Y relató que Patricia, una trabajadora doméstica, le salvó la vida el año pasado cuando dio a luz a su hija y sus padres no pudieron venir de México a acompañarla debido a la pandemia.

“Ella me dio amor, cariño y me ayudó en el momento más difícil de mi vida, en la transición de convertirme en madre. Por eso es tan importante que el gobernador Newsom se ponga de lado de nosotros y les provea salud y seguridad. Fui privilegiada de tener a Patricia durante seis semanas cuando tuve un parto difícil. Mi historia es la de muchas mujeres”, afirmó.

Emocionada, les dijo a las trabajadoras reunidas fuera del edificio federal de Los Ángeles que tal vez ellas no lo saben, pero con su trabajo han ayudado a muchas personas a salvar sus vidas.