Las negociaciones bipartidistas por el Plan de Infraestructura se estancan; ya hay fricciones entre demócratas

El diálogo entre republicanos y la Casa Blanca está a punto de la fractura al no llegar a un acuerdo presupuestal para darle vida al Plan de Infraestructura. Además, el demócrata Joe Manchin ya alzó la voz al no estar de acuerdo con sus compañeros

Joe Manchin ha sido crítico con sus compañeros demócratas al pedir que no se excluya a los republicanos el acuerdo.
Joe Manchin ha sido crítico con sus compañeros demócratas al pedir que no se excluya a los republicanos el acuerdo.
Foto: LEIGH VOGEL / AFP / Getty Images

El tema de la aprobación del Plan de Infraestructura ya está causando diferendos al interior del grupo parlamentario de los demócratas en el Senado. Un amplio sector tiene la postura de que en caso de que no se logre un acuerdo bipartidista, la decisión de la aprobación recaiga en la bancada oficialista.

No obstante,  el senador demócrata Joe Manchin, no concuerda con las posiciones de sus correligionarios, para que se apruebe el presupuesto de infraestructura del presidente que representa $2.3 billones excluyendo a los republicanos, por lo que en un caso extremo el demócrata podría votar en contra.

Aunque el diálogo ha sido amplio  entre los demócratas y los republicanos, tanto en el Congreso como en la Casa Blanca, tal parece que los acuerdos no se pueden concretar por las visiones encontradas que tienen sbre el tema y, en especial, por el costo que representará para el país el Plan de Infraestructura.

Ayer, según Fox News, Manchin fue enfático en manifestar que antes de pensar en temas como al American Jobs Plan se debe enfocar los esfuerzos necesarios para dar certidumbre al Plan de Infraestructura donde se tome encuenta al grupo parlamentario opositor, “sólo estamos tratando de encontrar un proyecto de ley de infraestructura que todos podamos acordar”.

El posicionamiento del demócrata va más en sintonía con los intereses de los republicanos que las ideas y propuestas que encabeza el presidente Joe Biden. Este factor eventualmente podría ser determinante son sólo para sacar adelante las leyes que proponga el presidente Joe Biden.

Pero las cosas no son mejores en la Casa Blanca, ya que la senadora republicana Shelley Moore Capito, negociaciodara del Plan de Infraestructura, dijo a los medios de comunicación que no tiene pensado dar una contraoferta después de que Biden rechazó su propuesta presupuestal del plan por $928 mil millones de dólares.

Las posturas de Manchin y de Capito dan señales de que las negociaciones bipartidistas están por terminar después de meses. Con las dos partes profundamente divididas sobre el presupuesto y el alcance del mismo no se percibe que el Plan de Infraestructura sea un logro partidista compartido.

De no prosperar las negociaciones, los demócratas pueden hacer que el Plan de Infraestructura sea una realidad aprovechando su mayoría en el Congreso y empleando los métodos que les permite la ley para que esto sea posible. De acuerdo con el plan inicial, se esperaba que el tema fuera finiquitado a inicios de verano, pero no se están dando las condiciones para que sea así.

También te puede interesar: Las negociaciones para aprobar el Plan de Infraestructura continúan; el tiempo apremia para Biden