Scott MacMillon dirigirá la nueva oficina de Diversidad del FBI

MacMillon, quien tiene 23 años en la Oficina Federal de Investigaciones y asiste las muertes de Andrew Brown Jr. y Breonna Taylor, será el responsable de hacer esta institución policial más inclusiva

Scott MacMillon dirigirá la nueva oficina de Diversidad  del FBI
Foto: YURI GRIPAS/AFP / Getty Images

La Oficina Federal de Investigaciones (FBI) acaba de presentar un puesto recién creado para abordar su problema de diversidad de décadas: director de diversidad.

Scott McMillion es un veterano de 23 años en el FBI que está asumiendo el cargo en un momento en que las tensiones raciales se han desbordado en todo el país, y el FBI está a la cabeza en un número creciente de investigaciones de derechos civiles, y muchas están relacionadas con crímenes de odio racial.

El director del FBI Christopher Wray nombró formalmente a Scott McMillion como el primer director de diversidad del FBI, el 19 de abril de este año. En esta función, McMillion dirigirá la Oficina de Diversidad e Inclusión, que el FBI estableció en 2012, y estará a cargo de investigar también crímenes de odio racial, informó la agencia federal en un comunicado.

“Como nuestro director de diversidad, Scott es la persona adecuada para garantizar que el FBI fomente una cultura de diversidad e inclusión, y que nuestra fuerza laboral refleje todas las comunidades a las que servimos”, dijo el director Wray. “Estoy agradecido de que haya aceptado aportar su talento, experiencia y dedicación a nuestra Oficina de Diversidad e Inclusión, donde se basará en el importante trabajo que otros comenzaron”.

Su oficina de Charlotte inició una investigación sobre la muerte a tiros de la policía de Andrew Brown Jr.; su oficina de Louisville está investigando la muerte de Breonna Taylor a raíz de una redada policial fallida; y el FBI se ha asociado con la División de Investigación Criminal de Wisconsin para investigar el tiroteo de Jacob Blake, que lo dejó paralizado.

Las investigaciones serán conducidas inevitablemente por una fuerza laboral mayoritariamente blanca: el 74% de los empleados del FBI son blancos, según la Oficina de Gestión de Personal. Y solo el 4.7% de los aproximadamente 13,500 agentes especiales del FBI se identifican como afroamericanos, según la agencia.

En una entrevista a McMillion realizada por Jessica Schneider, periodista de CNN. este dijo que la composición racial de los equipos de investigación no afectará el resultado, pero reconoce que las relaciones más sólidas con las comunidades de color son posibles solo si el FBI se diversifica.

“Es bueno tener diversidad entre las filas porque genera confianza”, dijo McMillion. “Pero esos agentes que se presenten, sin importar su apariencia o su raza o composición étnica, van a hacer el mejor trabajo, van a seguir el proceso y los hechos que nos llevarán a donde la evidencia es. ”

Las minorías, en particular la afroamericana, históricamente han visto al FBI con sospecha, y la tensa relación está marcada por la vigilancia de contrainteligencia del FBI de destacados líderes de derechos civiles en las décadas de 1950 y 1960, en particular, Martin Luther King Jr.

“Somos dueños de los errores e incluso de las cosas del pasado que han sucedido”, dijo McMillion a CNN. “No nos mantenemos alejados de eso o tímidos de eso, lo reconocemos. Y la conclusión es que lo haremos mejor “.

Hasta ahora, la misión principal de McMillion ha sido fomentar el alcance comunitario y enfatizar a las personas de las comunidades de color que el FBI necesita personas como ellos. Bajo el liderazgo de McMillion, el FBI se ha dirigido a posibles candidatos de minorías a través de las redes sociales, ha organizado eventos de participación comunitaria en ciudades como Chicago y se ha acercado a organizaciones de mujeres.

“Estamos llegando a las comunidades desatendidas que nunca han considerado al FBI para una carrera o un trabajo”, dijo McMillion. “Esa participación de la comunidad dice mucho, particularmente cuando vamos a ciertas comunidades para decir que en realidad estamos buscando personas que se parezcan a ellas para servir en el FBI porque sabemos que eso nos da credibilidad”.