Pagos extras a trabajadores esenciales: la ciudad californiana de Oxnard ofrecerá $1,000 a quienes hubieran trabajado fuera de casa al menos 3 meses en pandemia

Alrededor de 1,700 trabajadores recibirán el "pago de gratitud", informó la United Food and Commercial Workers

Pagos extras a trabajadores esenciales: la ciudad californiana de Oxnard ofrecerá $1,000 a quienes hubieran trabajado fuera de casa al menos 3 meses en pandemia
El movimiento que ha hecho esta pequeña ciudad californiana ya ha cobrado relevancia en otros estados, los cuales buscan emular este modelo para beneficiar a los trabajadores.
Foto: VALERIE MACON / AFP / Getty Images

A pesar de que diversas empresas se comprometieron a proporcionar pagos esenciales extras a los trabjadores que más se han expuesto durante la pandemia, la realidad es que esto no ha sido cumplido por un buen sector de empleadores. En general se han resistido a aumentar el salario de esta mano de obra mayoritariamente de bajos salarios.

Esta situación ha puesto en alerta al gobierno de Oxnard, California, el cual está buscando los medios para contrarrestar dicha tendencia. Por lo que el gobierno local está desembolsando un bono de $1,000 a cada trabajador esencial que estuvo empleado, al menos, tres meses durante la crisis de salud.

De acuerdo con un informe de la cadena CBS, alrededor de 1,700 trabajadores recibirán el “pago de gratitud”, informó la United Food and Commercial Workers, que representa a unos 450 trabajadores afectados.

Este movimiento que etsá realizando el gobierno local tiene que ver con el enorme descontento de los trabajadores que a lo largo de la pandemia de la Covid-19 se han arriesgado de forma directa al ser empleados de primera línea sin que reciban alguna graitificación por dicha situación.

Desde que comenzó la pandemia, al menos,  dos docenas de ciudades de California han aprobado leyes locales que obligan a las empresas a dar a sus trabajadores de primera línea aumentos de “pago por peligrosidad” durante la pandemia, en especial, por la peligrosidad del virus.

En el caso de la localidad de Oxnard no requerirá que los empleadores aporten sus propios fondos. En cambio, la ciudad está destinando alrededor de $2.5 millones de fondos federales del Plan de Recuperación Estadounidense a las bonificaciones.

De acuerdo con el reporte, hacer uso del dinero federal significa que los trabajadores podrían obtener los fondos de forma más acelerada y protegería a Oxnard de las demandas de los empleadores que, generalmente, acompañan a los aumentos del salario mínimo exigidos por la ciudad.

En tanto, The Washington Post dio a conocer que el gobierno de Oxnard votó a favor del plan por unanimidad. El único republicano en el consejo dijo que se sentía cómodo con los aumentos porque provendrían de fondos federales.

El movimiento en la pequeña ciudad californiana ya comenzó a tener resonancia en otros estados, ya que el gobernador de Connecticut, Ned Lamont, ha propuesto asignar $22.5 millones en fondos federales para bonificaciones para empleados de hogares de ancianos y empleados estatales de primera línea.

Los trabajadores de restaurantes y de comida rápida en el estado también están pidiendo una parte de los fondos, al considerar que también se están exponiendo demasiado al tener contacto diario con diversos ciudadanos al realizar sus actividades laborales.

También te puede interesar: Kroger anuncia que contratará a 10,000 estadounidenses durante junio