Comienza a reactivarse la economía de turismo: Estados Unidos flexibiliza condiciones para que viajen sus ciudadanos

Los estadounidenses podrán nuevamente planificar sus vacaciones fuera del país, con la flexibilización que hará el gobierno a las restricciones que tenía a sus ciudadanos para viajar

Comienza a reactivarse la economía de turismo: Estados Unidos flexibiliza condiciones para que viajen sus ciudadanos
El comercio del turismo comienza a reactivarse, luego de un año en pandemia.
Foto: Foto de Nappy en Pexels / Pexels

Luego que ya casi la mitad de la población estadounidense está vacunada contra el COVID-19, el gobierno de Joe Biden ha comenzado a flexibilizar las recomendaciones y los controles para que sus ciudadanos puedan viajar a varios países de Europa, Norteamérica, Latinoamérica, entre otros.

Destacan entre los 60 países que comienzan a ser revisados:  como España, Francia, Alemania, Grecia; Canadá, México, Corea del Sur y Singapur.

Así lo informó en un comunicado el Departamento de Estado al afirmar que seguirán actualizando las advertencias de viaje a los ciudadanos estadounidenses, según los cambios de metodología de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Esos países que han pasado del nivel 4 de recomendación  (no viajar) a nivel 3 que implica reconsiderar el viaje. Aunque el nivel 3 (riesgo alto) implica que solo puedes viajar si tienes las dosis de la vacuna completas.

Para Europa es importante que Estados Unidos flexibilice las restricciones que se tenían desde hace más de un año, al comienzo de la pandemia.

De hecho la Unión Europea ha picado adelante al anunciar que los viajeros provenientes de Estados Unidos completamente vacunados contra el COVID-19, pueden viajar al viejo continente. Por ende, se espera una medida recíproca de parte del presidente Joe Biden.

El gobierno de Biden ha sido cauteloso en el control de la pandemia y apegados a la ciencia será que las decisiones sobre restricciones de viaje, podrán cambiar.

Durante la pandemia el precio que debió pagar el comercio de turismo fue suficientemente alto, no solamente el turismo estadounidense sino el mundial. 320,000 millones de dólares es el monto total de las pérdidas por la paralización obligatoria que sufrió el turismo a nivel global.

En Estados Unidos, durante el año 2020 la economía se contrajo en un 3.5% anual, el nivel más bajo que ha tenido desde la crisis de 1946. Para unos estados el precio a pagar fue más alto que en otros, por ejemplo, Nueva York el impacto en la pérdida de turistas alcanzó un 67%, es decir 44 millones de turistas dejó de recibir la gran manzana. Mientras el estado de Florida, perdió casi el 40% de sus turistas.

En Europa, países como España el turismo cayó tanto que se habla de haber retrocedido al mismo nivel de turistas que recibió en 1990. Y aunque este año esperan una recuperación positiva, no hablan sino del 40% en expectativas de reactivar el turismo.

Por ello, que Estados Unidos comience a flexibilizar sus restricciones para la salida de estadounidenses, abre una puerta a la reactivación en este rubro del comercio de turismo. El turismo es considerado como el tercer sector de exportación más grande de la economía mundial.

Entre los grupos de riesgo, existen incluso países que abandonarán el grupo 3 para pasar al grupo 2, que significa riesgo moderado. Dentro de este grupo están: El Salvador, Barbados, Kenia, Angola, etc.

Este tema de flexibilización es propicio justamente en la semana en la que el mandatario estadounidense ha viajado al Reino Unido, en el marco de la Cumbre del G7, donde además se espera el anuncio de la donación de 500 millones de dosis de vacunas contra el COVID-19 a los países más necesitados. En el marco de un plan para poner fin a la pandemia.

**