¿Nuevas leyes harán más difícil el voto en EE UU?

La democracia está ganando, pese a las luchas para imponer medidas en contra de los votantes

¿Nuevas leyes harán más difícil el voto en EE UU?
A nivel nacional, hay una lucha para una mayor participación en las urnas.
Foto: Elijah Nouvelage / Getty Images

La democracia estadounidense se encuentra en un momento de ahora o nunca, ante una serie de proyectos de ley que buscan restringir la votación mientras que otros esfuerzos pretenden aumentar la participación cívica.

Durante la videoconferencia: “Los derechos de los votantes o la supresión de votantes: qué camino seguir”, ofrecida por Ethnic Media Services (EMS), defensores del voto de los estados de Texas, Arizona y Nueva York hablaron sobre la oleada de nuevas leyes para dificultar la votación mientras que el Acta para la Gente (For The People Act) parece estar trastabillando.

Elizabeth Hira, abogada del programa Democracia del Brennan Center dijo que For The People Act (H.R.1) del congresista John Lewis, permitirá el registro automático, lo que va a traer a decenas de millones de electores.

“Este proyecto de ley daría dos semanas de voto temprano para asegurarnos que todos participen. También incrementa las penalidades por intimidación”.

En cuanto al tema de los derechos civiles, mencionó que se tiene que avanzar en el trabajo que se ha hecho desde 1965.

Hay proyectos de ley en el país que pretenden imponer barreras a  los votanres. (Getty Images)

“La discriminación es diferente, ya no es como antes, pero continúa viva”.

Citó el caso de Carolina del Norte donde se estableció como requisito una identificación con dirección.

“Hay otros proyectos de ley que representan un problema para las mujeres porque el 90% cambian sus nombres al casarse o divorciarse y es muy difícil tener documentos con nombres verdaderos”.

Asimismo los transgéneros no tienen una identificación que muestre su género. “Les dicen, ustedes no se ven como deberían de verse”.

En el asunto de las finanzas, dijo que hay que hacer cambios estructurales.

“La mayoría en el Congreso son millonarios y no representan a la gente común, por lo que no tienen prioridad las políticas que le preocupan a la gente”.

Elecciones en Florida
Necesitamos movilizar a la gente para que salga a votar. (EFE)

Por lo tanto, mencionó que se requiere la transformación de la democracia estadounidense.

Afirmó que el proyecto de ley de Lewis tiene respaldo de demócratas y republicanos. “La gente está unida bajo este proyecto de ley, pero tenemos que ver cómo logramos más apoyo”.

¿Cómo hacemos para que los votantes étnicos participen?

“Cuando la gente no se ve como tú y no tiene las mismas experiencias, es razonable sentirse alejado del sistema. Es más fácil rendirse si uno no se ve representado”.

Por consiguiente, afirmó que tenemos que poner gente que nos represente y vea por nuestros problemas.

Mimi Marziani, presidenta del Texas Civil Rights Project, dijo que hay una lucha sobre cómo estructurar nuestras elecciones porque quienes hacen las leyes, quieren hacerlo más difícil.

“Lo más positivo es que hemos tratado de mejorar la democracia participativa. También hay grupos, líderes de negocios como el presidente de American Airlines que piensan que va a dañar a nuestra economía”.

Destacó que la gente debe ser parte de este proceso. “Si esto no funciona, los resultados van a ser peores. Son los líderes republicanos los que quieren que la gente se rinda”.

Mencionó que en 48 estados, la gente está luchando contra la supresión de votantes. “Lo importante es no rendirse”.

En el estado de Texas, hay una gran lucha en el Senado en torno al proyecto de ley SB7 para hacer más difícil votar para la gente con discapacidad, las minorías y para quienes el inglés es su segunda lengua.

“Estas provisiones podrían ser detenidas, después de que pase la ley. Tengo mucha esperanza en este movimiento en contra”.

Alex Gulotta, director de la Campaña All Voting is Local de Arizona, dijo que se trata de involucrar a las comunidades y tener un gobierno que refleje nuestros valores.

“Votar es el último acto de la participación cívica. Mientras más gente entienda que necesitamos participar en las urnas, vamos a tener el país que queremos”.

Consideró que si bien hay una serie de luchas, la democracia está ganando.

“Durante la elección de 2020, con todo y la pandemia de Covid-19, tuvimos una participación histórica enorme”.

En el caso de Arizona, el voto latino aumentó 5%. “Hay que celebrar aún cuando se ha empleado dinero sucio para silenciar la voz de los votantes y hacer más difícil votar”.

Puso como ejemplo las barreras para el registro de votantes, la purga de votos por correo, prohibir o limitar el uso de buzones como en Georgia y Florida y restringir el voto anticipado.

Concluyó diciendo que hay que continuar presionando para que se apruebe una legislación federal que establezca normas universales para el voto. “Esto es la ley John Lewis. Lo otro es educar a las comunidades y movilizarlas para que las elecciones de 2022 sean aún más exitosas y tengamos una democracia que nos refleje a todas y todos”.

¿Cuál es la probabilidad de fraude?

“No hay ningún dato que apoye eso. Las boletas no se pueden manipular. Es más fácil que te parta un rayo, que cometer fraude en las elecciones”.