¿Puede un ciudadano patrocinar para ‘green card’ a su pareja que pide ayudas sociales?

Aunque la Administración Biden echó atrás la endurecida regla de carga pública de Donald Trump, los oficiales migratorios todavía deben aplicar lineamientos que los lleven a decidir si un extranjero sería un problema para las finanzas públicas

Si una persona es considerada una carga pública podría no ser elegible para la 'green card'.
Si una persona es considerada una carga pública podría no ser elegible para la 'green card'.
Foto: uscis.gov

Durante el gobierno del presidente Donald Trump se impulsó la regla de “carga pública” que aplicaba diversos castigos a inmigrantes que solicitaban la Residencia Permanente, pero tribunales obligaron a detener la medida, aunque todavía existía el riesgo de implementarla.

Como un paso adicional, el gobierno del presidente Joe Biden decidió “sepultar” esa regla y descartar su implementación, pero su aplicación había generado ya mucha confusión entre inmigrantes, quienes temían aplicar por la “green card” o patrocinar a alguien para ello.

Tal es el caso de un hombre que pidió orientación al abogado Allan Wernick, director del proyecto Citizenship Now! de la Universidad de Nueva York, sobre la posibilidad de poder patrocinar a su novia, a pesar de que ella recibía asistencia social.

No queda claro qué tipo de ayuda recibe la novia indocumentada, pero podrían ser apoyos de vivienda, cupones de alimento o seguro médico.

El experto fue contundente en su respuesta: debe patrocinarla casándose con ella.

“El que haya estado recibiendo asistencia pública no le impedirá obtener la residencia permanente si deja de recibir asistencia para cuando le toque su entrevista de green card”, explicó el experto en un artículo publicado en el Dallas News.

Wernick reconoció que si la inmigrante indocumentada, quien llegó al país con una visa de turista, recibe dinero en efectivo del gobierno podría enfrentar algún problema, pero puede dejar de pedir la ayuda antes de pedir la Residencia Permanente bajo el patrocinio de su esposo.

“Probablemente pasarán más de 18 meses para que USCIS entreviste a su esposa para su residencia permanente”, explicó. “Mientras tanto, ella recibirá autorización de empleo para que pueda trabajar. Si ella no trabaja, el ingreso de usted tal vez sea suficiente para pasar la prueba del ingreso”.

Cabe destacar que las disposiciones sobre carga pública siguen en la Ley de Inmigración y Ciudadanía (INA), lo que había ocurrido con el gobierno de Trump fue que las endureció.

Ahora la decisión corresponde a oficiales de Servicios de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) y a los oficiales consulares que evalúan las peticiones de cualquier tipo de visa.

“Cualquier extranjero que, en opinión del funcionario consular en el momento de la solicitud de visa, o en opinión del Fiscal General en el momento de la solicitud de admisión o ajuste de estatus, es probable que en cualquier momento se convierta en una carga pública sea excluible”, indica el INA.

Los oficiales de USCIS aplican la regla de 1999 sobre carga pública, la cual define los aspectos señalados previamente, pero una persona puede facilitar su proceso de cambio de estatuso al el Formulario I-864 o Soporte de Manutención por parte de un patrocinador (familiar o cónyuge).

“Si USCIS requiere información o evidencia adicional para hacer una determinación de inadmisibilidad de carga pública bajo el estatuto y de acuerdo con la Guía de Aplicación Provisional de 1999, le enviaremos otro RFE o NOID”, recuerda la agencia.