Fiscal de Texas celebra bloqueo de DACA en tribunal que abona a acciones contra inmigrantes en el estado

Además de lanzar una cruzada contra no-ciudadanos, incluidos arrestos por "invadir propiedad privada"; el Gobierno texano ha logrado detener la moratoria de Biden contra deportaciones y ahora suspender protección a 'dreamers'

Fiscal de Texas celebra bloqueo de DACA en tribunal que abona a acciones contra inmigrantes en el estado
El fiscal general de Texas, Ken Paxton.
Foto: Gabriella Demczuk / Getty Images

El fiscal general de Texas, Ken Paxton, celebró este viernes el fallo de un juez federal en favor de una demanda presentada por su estado en 2018 contra la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), programa gubernamental que consideró ilegal.

En un mensaje en su cuenta de Twitter, el procurador general de Texas dijo que su estado “nuevamente ha derrotado a la Administración (del presidente Joe) Biden sobre la inmigración ilegal”.

Paxton, junto a los procuradores de otros ocho estados, demandó en 2018 al Gobierno federal por DACA, alegando que el programa era inconstitucional y no cumplía con el Acta de Proceso Administrativo (APA) al momento de su creación.

El viernes el juez del Tribunal de Distrito del Sur de Texas, Andrew Hanen, se puso del lado de Paxton y los fiscales de Alabama, Arkansas, Kansas, Luisiana, Mississippi, Nebraska, Carolina del Sur y Virginia Occidental.

El magistrado consideró que el entonces presidente Barack Obama se extralimitó en sus funciones cuando creó en 2012 este programa que actualmente protege de la deportación a unos 650,000 jóvenes que llegaran al país como inmigrantes indocumentados de la mano de sus padres.

Esta no es la primera victoria de Paxton en materia migratoria en los últimos meses, pues en febrero pasado logró que un juez frenara la moratoria de 100 días en las deportaciones ordenada por el presidente actual presidente Joe Biden.

Paxton salió triunfante además en otras dos batallas judiciales contra el expresidente Obama y sus órdenes ejecutivas que ampliaban DACA y la creación de DAPA, un programa similar al primero y que pretendía amparar a los padres indocumentados de ciudadanos estadounidenses o con residencia legal.

La satisfacción del fiscal de Texas es compartida por el grupo Numbers USA, que propugna una inmigración muy controlada.

En un mensaje de Twitter, este grupo conservador destacó que DACA es “ilegal e inconstitucional”.

“El debate sobre si el Congreso debería otorgar amnistía a un subconjunto muy pequeño de la población de inmigrantes ilegales se elimina a partir del hecho de que la creación de DACA socavó el orden constitucional y el Estado de derecho en Estados Unidos, al igual que la Administración Biden lo está haciendo con su política migratoria”, dijo.

Y el senador republicano por John Cornyn (Texas) se preguntó si el presidente del Comité Judicial, el demócrata Dick Durbin (Illinois), “programará un debate y votará sobre un proyecto de ley que brindará cierta certeza a los beneficiarios de DACA”.

Cornyn hizo referencia así a su petición de que se olvide del proyecto de ley que los demócratas han presentado en la Cámara Alta y que pretende dar una vía a la ciudadanía a millones de inmigrantes, incluidos los amparados por DACA.

En cambio, el senador texano y su compañero Thom Tillis invitaron a los demócratas a analizar alguna medida que ofrezca estatus legal permanente solo a los “participantes actualmente inscritos y activos” en DACA, y deje a un lado a los trabajadores indocumentados que se consideran “esenciales” y a los amparados bajo en Estatus de Protección Temporal (TPS).

En esa carta a Durbin hacían precisamente mención al peligro que suponía el fallo de Hanen sobre la demanda contra DACA que este viernes se conoció.