Conductores de Uber y Lyft de California hacen paro de 24 horas por las condiciones laborales

Los conductores acusan a las empresas basadas en app de fallar en su compromiso de la Proposición 22 y buscan organizarse como sindicato y que se apruebe el Acta PRO

Conductores de Uber y Lyft de California hacen paro de 24 horas por las condiciones laborales
Este 21 de julio no fue un buen día para transportarse en Uber y Lyft en California. Foto de archivo.
Foto: Mario Tama / Getty Images

Uber y Lyft están fuera de circulación este miércoles 21 de julio en California, en un paro laboral de 24 horas de los conductores relacionado con las condiciones de trabajo para miles de conductores de dichas empresas.

El paro, que dio inicio a la medianoche, está relacionado con la Proposición 22 impulsada por las empresas de transporte basadas en app y que se impuso por el voto de los californianos el año pasado para seguir manteniendo a los choferes como trabajadores independientes y no como empleados.

Al anunciar el paro, la organización Rideshare Drivers United denunció que las empresas no están cumpliendo con los beneficios ofrecidos en la Proposición 22. El paro se realizaba en 11 ciudades del país, incluyendo Los Ángeles, San Francisco y San Diego.

“Trabajadores basados en app han sido devastados por la Proposición 22, el aumento de precios de la gasolina y de los costos para conducir, y la reducción de tarifas”, se dijo en un comunicado de la organización. “Nos han quitado nuestra flexibilidad y la app hace casi imposible obtener un salario para vivir”.

Los conductores en paro, se dijo, están presionando para que el Congreso de los Estados Unidos apruebe la llamada Acta PRO, la cual les daría a los trabajadores de empresas basadas en app el derecho a organizarse y negociar colectivamente con Uber y Lyft.

La Proposición 22, en la cual las empresas invirtieron decenas de millones de dólares, ofrecía mejorar las condiciones laborales de los conductores al mismo tiempo de mantener su flexibilidad laboral -algo que muchos de ellos querían-, y ultimadamente evitarles a las compañías tener que contratar como empleados con beneficios a cerca de 200,000 conductores en California.

Hasta el momento, Uber y Lyft no han comentado acerca del paro laboral.