Familiares de David Ordaz Jr., demanda al Sheriff por violación a los derechos civiles

El joven latino que sufría una crisis mental y tenía pensamientos suicidas perdió su vida a manos de las autoridades

Familiares de David Ordaz Jr., anuncian la demanda contra la agencia del orden.
Familiares de David Ordaz Jr., anuncian la demanda contra la agencia del orden.
Foto: Jorge Macías / Impremedia

“Injustificable”, “Injusto”, “Una ejecución” son algunos de los calificativos que usaron familiares de David Ordaz Jr., de 34 años, quien fue acribillado el 14 de marzo frente a su padre, madre y hermana, por parte de agentes del Departamento del Sheriff del condado de Los Ángeles (LASD).

A raíz del caso, familiares, hijos que quedaron huérfanos y abogados dieron a conocer una demanda federal y estatal por violación de derechos civiles, negligencia y muerte errónea contra el LASD y los agentes Remin Pineda, Edwin Navarrete, Jaime Romero y Nathaniel Trujillo.

La demanda presentada ante la corte federal en Los Ángeles alega que los oficiales usaron “fuerza letal injustificable” contra Ordaz Jr., quien supuestamente había dicho a su hermana que quería acabar con su vida y empuñaba un cuchillo cuando arribaron los agentes a su casa, en el este de Los Ángeles.

Un video dado a conocer por el abogado Ahdoot Adamson muestra los momentos en que Ordaz Jr. hace una aparente señal para que le dispararan al pecho, se toca la barba nerviosamente y mantiene el cuchillo en su mano derecha.

Imagen de David Ordaz Jr., de 34 años de edad.

El video muestra al hombre dar unos pasos en dirección contraria a la posición donde se encontraban los agentes.

En cuestión de segundos, ellos disparan dos ráfagas de tiros no letales, David se da la vuelta para huir, el cuchillo cae de sus manos, se tropieza y cae al suelo, lejos de los agentes y de inmediato recibe la lluvia de balas.

El informe médico forense de Lawrence Nguyen muestra que todas las balas excepto dos, lo golpearon en la espalda y en el costado.

En el video también se puede observar que David Ordaz Jr. está indefenso sobre la acera donde recibe el último balazo  mortal.

De acuerdo con el reporte de la autopsia, la bala se le incrustó en el pecho, penetró a través del pulmón derecho y terminó en la cavidad del mismo lado.

“Hay un video que dice la verdad de lo que pasó en este caso de violación de derechos civiles”, expresó el abogado Federico C. Sayre. “Sí, esto fue una ejecución. Él no hacía nada cuando estaba [herido de muerte] en el suelo”.

“Me destrozaron el corazón”

Sentada en una silla de ruedas y soportando las inclemencias del sofocante calor, Edelmira Ramírez, madre de David Ordaz Jr., dijo desconsolada a La Opinión que su hijo fallecido “fue el primero en nacer… lo esperábamos con tanta alegría”.

Hijas de David Ordaz Jr., no se pudieron contener al hablar sobre su padre.

“Como madre me estoy muriendo en vida; todavía me acuerdo y me salgo a la calle a llorar, pero no quiero ir a la banqueta porque se me figura que ahí sigue tirado mi hijo”, expresó. “Los que le quitaron la vida me destrozaron el corazón y es injusto; solamente le pido a Dios por ellos”.

Hilda Pedroza, hermana de David Ordaz Jr., fue quien hizo la llamada de emergencia al 911, aproximadamente a las 2:00 p.m. de aquel 24 de marzo, cuando su hermano le dijo que se quería quitar la vida. El sufría de ansiedad y depresión.

“Me siento culpable de haberles llamado para pedir ayuda”, dijo Pedroza. “Nosotros dejaríamos todo en la vida por tenerlo de nuevo en casa; a mí me duele más por mis papás y mi corazón está roto”. 

Negligencia

La demanda presentada por los abogados Alan Ahdoot, Christopher Adamson y Federico C. Sayre, incluye a la viuda, Jazmine Lucille Moreno; a los tres hijos huérfanos: Emily (15 años), Erial (10) y David Ortiz III (7); a los padres de David, David Ordaz Moreno y Edelmira Ramírez; sus hermanos: Leonel Ordaz, Robert Ordaz, Gabriela Hernández e Hilda Pedroza (hermanos), además de María Madera y Juan Pedroza Jr.

La familia de Ordaz alega en la demanda que los alguaciles del LASD manejaron el caso de forma negligente, donde en lugar de atenuar la situación dispararon una ráfaga de balas contra el padre.

“Mi papá era mi mejor amigo; su amor por mí era incondicional”, dijo entre gruesas lágrimas, Emily Ordaz. “El sufría de depresión y ansiedad. “Los alguaciles no tuvieron misericordia con él ni con mi familia, ni con sus hijos”.

Por su parte, David Ordaz Moreno, el progenitor oriundo de Jalisco, México, recordó aquel momento traumatizante al decir que: “Yo no esperaba que eso pasara; pensaba que los sheriffs harían las cosas como debe de ser, pero no fue así, lo mataron frente a mí y yo no pude hacer nada… Eso es injustificable”.

“Lo peor de todo es que vimos a los policías [alguaciles] riéndose de mi madre”, denunció Hilda Pedroza.

En un comunicado, Elizabeth Espinoza, portavoz del LASD, indicó: “Nuestro corazón está con la familia y los seres queridos del Sr. Ordaz. Esta investigación permanece activa y una vez finalizada se enviará a la División de Integridad del Sistema de Justicia del Fiscal de Distrito del Condado de Los Ángeles, quien revisará y determinará la legalidad del tiroteo. Este incidente fue capturado con una cámara corporal; el video del incidente que contiene estas imágenes se publicará en un futuro próximo”.

El sheriff Alex Villanueva dijo en una declaración escrita que tenía preocupación por el involucramiento de los agentes en este tiroteo.

“Uno de los agentes ha sido relevado de sus funciones y se le han suspendido sus poderes de oficial del orden público, a la espera del resultado de la investigación”.