El “Asesino del Martillo” por fin es sentenciado 37 años después de causar terror en Colorado

Un juez le dicta sentencia de tres cadenas perpetuas al llamado "Hammer Killer", quien destruyó familias en 1984 y que solo pudo ser identificado décadas después gracias a una prueba de ADN

La sentencia contra Alex Ewing fue dictada en una corte del Condado Arapahoe, en Colorado.
La sentencia contra Alex Ewing fue dictada en una corte del Condado Arapahoe, en Colorado.
Foto: Marc Piscotty / Getty Images

Dos semanas después de haber sido declarado culpable, un asesino serial del área de Denver conocido como el “Asesino del Martillo” recibió una sentencia de tres cadenas perpetuas.

El nombre de Alex Ewing, mejor conocido como el “Hammer Killer”, ha resurgido en estos días, cerca de cuatro décadas después de haber causado terror en Aurora, un suburbio de Denver, donde mató a puñaladas y martillazos a varias personas, incluyendo tres integrantes de una familia.

Ewing, de 61 años, fue encontrado culpable de múltiples cargos, incluyendo asesinatos en primer grado, intentos de asesinato y asalto sexual de una menor. Aurora es la ciudad donde un hombre disparó dentro de un cine causando 12 muertes y 70 heridos en 2012.

El juez Darren Vahle, del condado Arapahoe, le sentenció el martes a tres cadenas perpetuas consecutivas por los asesinatos de Bruce Bennett, de 27 años; Debra Bennett, de 26, y la hija de ellos, Melissa Bennett, de 7 años, a quien además violó. El horroroso incidente ocurrió el 15 de enero de 1984.

En total fueron 12 días de horror durante los cuales ocurrieron al menos cuatro ataques en la zona de Aurora.

El juez, al dictar sentencia, le dijo al acusado: “Cada respiro que usted ha hecho desde 1984 es un crimen contra todo lo que es bueno y decente y correcto en el mundo”. De acuerdo con reportes de medios locales, el juez le dijo a Ewing que si pudiera lo sentenciaría a muerte, la cual ya no existe en Colorado.

Víctima del asesino dice que se odia debido al ataque cuando tenía 3 años

Otra víctima del sanguinario ataque del “Hammer Killer” es Vanessa Bennett, otra hija de los Bennett y que entonces tenía solo 3 años. La ahora mujer sobrevivió a pesar de serias lesiones, pero los daños le causaron hacerse adicta a las drogas.

“Yo no solo perdí a mis padres y a mi hermana. Perdí la confianza en la gente, perdí mi dignidad y mi orgullo. Perdí a la persona que se suponía iba a ser”, le dijo ella al juez el día de la sentencia. “Perdí mi sanidad. Me miro al espejo cada día y odio lo que soy… Odio por lo que tuve que pasar y por lo que todavía tengo que pasar”.

Ewing fue identificado y acusado hasta 2018 gracias a una prueba de ADN archivada en Nevada que ayudó a los investigadores a descubrirlo. Él se encontraba arrestado en ese estado por intento de asesinato. Fue extraditado a Colorado en 2020.

Existen otros casos del pasado que involucran al “Asesino del Martillo” en Colorado. Se cree que mató a Patricia Smith en la localidad de Lakewood seis días antes del asesinato de los Bennett, y que atacó a una mujer llamada Donna Holm en Aurora. Ella sobrevivió. También golpeó a martillazos a una pareja que logró sobrevivir.

Según explicó un fiscal, los asesinatos en primer grado en Colorado conllevan actualmente una sentencia de cadena perpetua automática sin posibilidad de libertad condicional, pero en el caso de Ewing la libertad condicional es posible después de 20 años debido al tiempo en que ocurrió el crimen.