Piden la renuncia del único concejal latino de Compton por fraude electoral

Isaac Galván lleva 8 años en el Concejo y se reeligió por un voto de diferencia con su más cercano contrincante

Piden que al concejal Isaac Galván que renuncie al cargo. (Cortesía)
Piden que al concejal Isaac Galván que renuncie al cargo. (Cortesía)
Foto: Cortesía

Líderes comunitarios de Compton pidieron la renuncia de Isaac Galván, el único concejal latino de esta ciudad al sur del condado de Los Ángeles, debido a las acusaciones de fraude electoral que pesan en su contra y que involucran a cinco personas más, quienes presuntamente lo ayudaron a ganar la elección en junio.

Pese a estos cargos, Galván de 34 años, tomó posesión del puesto de concejal este viernes de manera privada en el Ayuntamiento de Compton. Lleva desde 2013, reeligiéndose como concejal de Compton.

La acusación de fraude electoral, no es la única que enfrenta. El pasado mes de noviembre, investigadores federales llevaron a cabo un cateo en la casa de Galván como parte de una indagatoria sobre la entrega de licencias de marihuana en Baldwin Park, una operación que presuntamente incluyó el pago de $250,000 en efectivo a funcionarios públicos.

Impugnan el triunfo de Isaac Galván como concejal de Compton. (Cortesía)

En el caso del fraude electoral, el pasado 13 de agosto, el fiscal del condado George Gascón dio a conocer que se les fincaron cargos criminales a Galván y otras cinco personas más por obtener votos de manera fraudulenta en la segunda vuelta de la elección.

Galván ganó la reelección como concejal, por un solo voto de diferencia, 855 contra 854 a Andre Spicer, un nativo y empresario de Compton.

“Las elecciones son la piedra angular de la democracia en nuestra nación. Tenemos que hacer todo lo que esté en nuestro poder para proteger la integridad del proceso electoral y asegurar que las elecciones sean limpias y justas”, dijo el fiscal Gascón al anunciar los cargos.

Añadió que la gente del condado de Los Ángeles espera y desea un gobierno libre de corrupción política a todos los niveles.

Los fiscales alegan que Galván conspiró junto con Jace Dawson, uno de sus oponentes en la primaria, para atraer los votos que le permitieran retener el asiento por el distrito 2.

Los otros acusados son Dawson, Kimberly Chaouch, Toni Morris, Barry Reed y Reginald Streeter. Galván enfrenta un cargo adicional por intento de soborno a una empleada del registro de votantes cuando contaba los votos la noche de la elección con la intención de influir en la elección.

Al parecer Chaouch, Morris, Reed y Streeter se registraron para votar con el domicilio de Dawson, aún cuando no viven ahí. Los cuatro han sido acusados de votar ilegalmente en la elección.

Incluso Galván y Dawson fueron arrestados el 16 de agostos por elementos de la oficina de investigaciones del fiscal del condado y llevados esposados a una sala de audiencias en el centro de la ciudad. Se declararon inocentes y fueron puestos en libertad.

La Opinión no tuvo respuesta del concejal Galván sobre la petición para que renuncie al cargo y las acusaciones de fraude electoral.

Isaac Galván, el único concejal latino de Compton acusado de fraude electoral. (Archivo La Opinión)

Inconformidad comunitaria

Roberto Rodríguez, maestro de secundaria y activista comunitario, dijo que no entendía cómo tomó el cargo de concejal cuando tiene dos investigaciones, una del FBI por el asunto de la marihuana en Baldwin Park y la de fraude electoral en Compton.

“Trató de influir a una empleada del Registro de Votantes para que no contara bien los votos de su elección a cambio de darle boletos para ir a ver a la banda de música MS”.

Señaló que Galván no solo robó votos sino que trajo personas de otras partes para que votaran por él.

“Hay fotos, videos y documentos que lo prueban. Es claro que hicieron fraude”.

Pero además dijo que no ha hecho mucho por la comunidad. “Lo único bueno son los eventos que lleva a cabo en Navidad, el Día de las Madres y el Día de Acción de Gracias, en los cuales da regalos a la gente; pero por otra parte, no responde a los problemas que se le plantean y no habla con la comunidad”.

En realidad, indicó que no ha hecho nada porque crezca la comunidad latina ni ha apoyado a los negocios latinos, mucho menos ha organizado eventos de migración.

El 68% de la población es latina en Compton, pero solo hay un 8% de votantes latinos contra 46% de votantes afroamericanos cuando este grupo étnico solo representa el 28.4% de los residentes.

Quieren su renuncia cuanto antes. (Cortesía)

Adriana Orozco, líder comunitaria y ama de casa de Compton, dijo que Galván no es un líder que quieren para su comunidad. “Ha sido concejal por 8 años, y no ha hecho diferencia alguna. Siempre se esconde, parece un líder fantasma y solo se preocupa por las cosas que a él le importan”. 

Claro, mencionó que Galván tiene una lista de personas aplaudidoras que lo apoyan, porque siempre los convence regalándoles pavos y mochilas. 

“Esa gente no quiere ver que no ha hecho nada positivo por nuestra comunidad. Ocupamos más recursos, parques limpios y que nos ayuden a limpiar el distrito 2”.

Orozco dijo que le daba vergüenza que Galván sea el único representante latino y que sea investigado de corrupción por el FBI y ahora de fraude electoral por el fiscal del condado.

Hay una petition lanzada en el sitio Change.org para recolectar firmas y pedir la renuncia del concejal Galván.