Desde tacos hasta pizzas gratis, entre los incentivos para que se vacunen contra COVID-19 los residentes del condado de Los Ángeles

Cualquier recurso es válido para conseguir que los residentes acudan a ser inmunizados.

El propósito de los obsequios es que las personas acudan a recibir su vacuna contra el coronavirus.
El propósito de los obsequios es que las personas acudan a recibir su vacuna contra el coronavirus.
Foto: FREDERIC J. BROWN / AFP / Getty Images

Desde tacos y pizza gratis hasta entrega de dispositivos electrónicos son solo algunos de los incentivos que se han ofrecido para que los residentes del condado de Los Ángeles se vacunen contra el COVID-19.

El aumento de los casos diarios de coronavirus en el condado de Los Ángeles preocupa al Departamento de Salud Pública a intentar cualquier recurso para conseguir que el público se vacune.

Las autoridades reportaron este domingo 2,781 nuevos casos por el COVID-19, así como 10 fallecidos y 1,746 personas hospitalizadas relacionadas con esta enfermedad.

Este incremento se debe principalmente a la presencia de la variante Delta del virus SARS CoV-2, que es más contagiosa comparada con cepas anteriores.

Las autoridades también decidieron ampliar los horarios y días de servicio para que puedan vacunarse los residentes que no pueden asistir durante la semana debido a sus horarios de trabajo.

Cualquier residente mayor a los 12 años o que trabaje en el condado de Los Ángeles es elegible a recibir la vacuna contra el coronavirus.

Los jóvenes que acudían a vacunarse a la oficina de Distrito del concejal Curren Price, en el sur de Los Ángeles, recibían como recompensa unos audífonos inalámbricos de la marca Beats by Dr Dre.

Más del 60% de los residentes del condado han sido vacunados

Se calcula que más de 5 millones y medio de residentes del condado de Los Ángeles ya han recibido las dos dosis de la vacuna contra el COVID-19, lo que representa casi el 63% de su población.

Las autoridades también han endurecido los ordenamientos para que la población elegible se vacune.

En el reciente regreso a clases, los estudiantes del condado debían presentar comprobantes de vacunación o pruebas negativas a exámenes de coronavirus para poder ingresar a los campus.

El Distrito Escolar Unificado de Culver City,en el área de Los Ángeles, informó que, tanto la población estudiantil mayor a los 12 años como los trabajadores, debían certificar que ya han sido inmunizados contra el coronavirus, y estimaban que para el 19 de noviembre próximo el 100% de su matrícula debería contar con la vacuna.

Los alumnos menores de 12 años quedan excluidos debido a que es un sector de la población que todavía no es elegible de ser inoculados.

Además de los certificados o pruebas negativas, todos los estudiantes, profesores y empleados de las escuelas deben utilizar las mascarillas faciales mientras permanezcan en los espacios públicos interiores.

Los mandatos también alcanzaron a los empleados de Los Ángeles.

El Concejo de la ciudad emitió el ordenamiento para que todos los trabajadores municipales presenten un certificado de vacunación antes del 20 de octubre para poder continuar con sus labores.

Ya sea por las buenas o ejerciendo la mano dura, las autoridades de salud del condado de Los Ángeles pretenden incrementar a corto plazo el número de residentes vacunados por completo contra el COVID-19.

Leer más: Condado de Los Ángeles rebasa las 25,000 personas muertas por COVID-19