Se terminaron los beneficios por desempleo en todo el país, más de 7 millones serán afectados

A pesar de que ya no habrá apoyos para el desempleo, los estadounidenses que ya no tendrán el beneficio tienen la opción de ocupar una de las vacantes disponibles que, en promedio, pagan $15 dólares la hora lo que representaría salarios mensuales de, al menos, $2,400 dólares

La apuesta del gobierno es que se llenen las vacantes disponibles.
La apuesta del gobierno es que se llenen las vacantes disponibles.
Foto: LUIS ACOSTA / AFP / Getty Images

La fecha llegó, hoy expiraron los beneficios por desempleo en todo el país. Más de siete millones de estadounidenses dejarán de recibir $300 dólares semanales de apoyo, situación que los coloca en una gran incertidumbre financiera, en especial para aquellos que no han buscado una fuente de empleo a pesar de que este 6 de septiembre se cumplía el plazo fijado para finalizar el programa.

A pesar de que la pandemia continúa, los millones de beneficiarios que dejarán de recibir este cheque semanal deberán buscar una de las millones de vacantes que se ofrecen en diversas industrias de la economía nacional. Sin importar de qué rubro se trate, en todo el país hay opciones laborales, en muchas incluso el salario mínimo por hora es de $15 dólares, esto puede representar un atractivo para quien aún está desempleado.

Quienes regresen al mundo laboral luego de que dejarán de recibir el apoyo por desempleo semanal, tendrá la oportunidad de ganar semanalmente en caso de que consiga un empleo de $15 dólares la hora por una jornada diaria de ocho horas, $600 dólares, es decir recibirían el doble que el beneficio por desempleo. Al mes estarían percibiendo, al menos, $2,400 dólares, además de que en varias empresas ofrecen otros beneficios atractivos.

Sin duda, los beneficios por desempleo fueron una bocanada de aire para los trabajadores que perdieron su empleo con la llegada de la Covid-19, incluso para muchos minoristas que se beneficiaron de que los estadounidenses recibieran el cheque semanal, ya que se pudo mantener el consumo. Pero para el gobierno y los empleadores es momento de retomar los empleos.

Jared Bernstein, integrante del Consejo de Asesores Económicos de la Casa Blanca, externó a AP el pasado viernes que en el país “tenemos un fuerte impulso yendo en la dirección correcta en nombre de la fuerza laboral estadounidense”, esta declaración hace ver que la posibilidad de que se apruebe una extensión de los beneficios por desempleo es cada vez más remota.

Desde un punto de vista económico, para las finanzas públicas, el que se termine este programa desahoga a la administración federal de un gasto oneroso, ya que en estos meses se ha desembolsado en este rubro un poco menos de $1.9 billones de dólares si se considera que los gobernadores republicanos cortaron los beneficios federales por desempleo hace unos meses.

A pesar de que el gobierno ya no tendrá que erogar más dinero para este rubro de ayuda social, existe el temor por parte de que los siete millones de personas que no recibirán los apoyos estarán condenados a la pobreza si se parte del hecho que la única entrada financiera que recibían era vía los beneficios por desempleo.

Pese a esto, el que se corten los apoyos puede poner en vulnerabilidad a millones de personas, esto hará que regresen, aunque sea de forma obligada, a los empleos, pues la visión de la administración Biden con respecto a la economía del país para los siguientes años está enfocada en detonar riqueza a partir de inversión pública para sacar adelante el Plan de Infraestructura, el cual tiene como objetivo, entre otras cosas, crear empleos mejores pagados.

También te puede interesar: Labor Day 2021: Llega el día del Trabajo en medio de una crisis de contratación en todo el país