Acusan a 138 personas por fraude en atención médica con pérdidas por $1.4 mil millones

El Departamento de Justicia acusó el viernes a 138 profesionales médicos por supuestamente participar en un fraude en la atención médica por un total de unos $1.4 mil millones de dólares

Un nuevo fraude millonario en Medicare fue puesto al descubierto por las autoridades.
Un nuevo fraude millonario en Medicare fue puesto al descubierto por las autoridades.
Foto: Getty Images

El Departamento de Justicia anunció el viernes que está acusando a 138 personas por su participación en esquemas de telemedicina y otros fraudes de atención médica en todo el país, que pueden haber causado pérdidas estimadas en más de $1.4 mil millones de dólares.

La telemedicina, las recetas de opioides, la información al paciente, los fondos de ayuda para proveedores asignados por el gobierno federal y las iniciativas de hogares para el tratamiento de alcoholismo, fueron abusados y utilizados para obtener ganancias ilegales de los cargos y reembolsos de atención médica, alegó el Departamento de Justicia.

Muchos de los delitos apuntados en estos casos se centraron en componentes del sistema de atención médica que se han visto sometidos a una tensión aún mayor durante la pandemia de COVID-19.

Según el Departamento de Justicia, 43 acusados penales en 11 jurisdicciones están acusados de esquemas de telemedicina que ascienden a la friolera de $1.1 mil millones de dólares en supuestas pérdidas.

El secretario de Justicia auxiliar Kenneth A. Polite Jr. puso un ejemplo: un presunto acto criminal en el que los acusados ​​de Nueva Jersey utilizaron la telemedicina para enviar más de $784 millones de dólares en facturas médicas falsas a Medicare.

Diecinueve acusados, incluidos 10 médicos, están acusados de recetar ilegalmente 12 millones de dosis de opioides y otros narcóticos y, posteriormente, presentar $14 millones de dólares en facturas falsas.

Polite señaló que las muertes por opioides han aumentado un 30% en el último año, y las relacionó con estas presuntas acciones, diciendo a los reporteros: “Detrás de cada pérdida por adicción hay familias y amigos que lloran y comunidades que sufren… El Departamento de Justicia procesará agresivamente a cualquiera que venda ilegalmente opioides con fines de lucro”.

Nueve acusados adicionales han sido acusados de participar en esquemas de fraude de atención médica “diseñados para explotar la pandemia de COVID-19 que arrojaron más de $29 millones de dólares en facturas falsas. Se les acusa de aprovechar la expansión y la indulgencia de Medicare durante la emergencia de salud por coronavirus al presentar reclamaciones por pruebas costosas e innecesarias.

En total, 25 fiscalías de Estados Unidos están procesando estos millonarios casos de fraude en la atención médica en 31 distritos federales.