La Administración Biden alista la deportación masiva de migrantes haitianos acampados en Del Rio, Texas

El gobierno de Biden reiteró que las fronteras no están abiertas y la gente no debería hacer el peligroso viaje. Los individuos y las familias están sujetos a restricciones fronterizas, incluida la expulsión

Los migrantes cruzan el río Grande el 18 de septiembre de 2021 para llegar a Del Rio, Texas.
Los migrantes cruzan el río Grande el 18 de septiembre de 2021 para llegar a Del Rio, Texas.
Foto: Jordan Vonderhaar / Getty Images

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) comenzará a deportar aviones llenos de inmigrantes haitianos el domingo para disuadir a más personas que cruzan la frontera de continuar entrando en un campamento en Del Rio, en el sur de Texas.

El plan, delineado por el Departamento de Seguridad Nacional, está destinado a aliviar el desbordamiento de migrantes en la ciudad fronteriza de Del Rio y a disuadir a más haitianos de intentar ingresar sin documentos en Estados Unidos.

Grupos de derechos humanos y algunos legisladores demócratas se opusieron al plan.

La Administración dijo que “acelerará el ritmo y aumentará la capacidad” de deportaciones a Haití, así como a otros países, en las próximas 72 horas.

El plan no detalla la cantidad de personas en cada avión o cómo se procesará a los migrantes antes de ser colocados en un vuelo. La Administración señaló que las familias con niños estarán sujetas a expulsión, un punto que había sido impugnado en la corte a principios de esta semana.

El número de migrantes en Del Río ha aumentado en la última semana. El alcalde de Del Río, Bruno Lozano, dijo que más de 14,000 haitianos están acampando debajo de un puente y esperando ser procesados, informó CNN.

DHS da a conocer la estrategia para abordar el aumento de migrantes en Del Rio

Para aliviar la presión sobre los recursos y el aumento creciente en Del Río, el Departamento de Seguridad Nacional dijo que cerró el puerto fronterizo de Del Rio y otro cercano, reforzó la dotación de personal en más de 400 agentes y oficiales y que enviaría personal adicional si fuera necesario.

CBP está coordinando con el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (USCIS) y la Guardia Costera para trasladar a los migrantes de Del Rio a otras ubicaciones de procesamiento, a fin de garantizar que los migrantes irregulares sean detenidos, procesados y sacados rápidamente de Estados Unidos.

Además, la Administración está trabajando con los países de origen y tránsito de la región para que acepten a personas que anteriormente residían en esos países.

Y el DHS está llevando a cabo acciones humanitarias urgentes con otros socios federales, estatales y locales relevantes para reducir el hacinamiento y mejorar las condiciones de los migrantes.