Talibanes ordenan quedarse en casa a trabajadoras de la alcaldía de Kabul

Según el alcalde interino de la capital afgana, los talibanes consideran que las mujeres no trabajen durante un tiempo

Este domingo los talibanes ordenaron a trabajadoras de la alcaldía de Kabul que regresen a sus casas a menos que sus puestos no puedan ser ocupados por hombres.
Este domingo los talibanes ordenaron a trabajadoras de la alcaldía de Kabul que regresen a sus casas a menos que sus puestos no puedan ser ocupados por hombres.
Foto: BULENT KILIC / Getty Images

El alcalde interino de Kabul, capital de Afganistán, dijo este domingo a las empleadas municipales que regresen a sus casas a menos que sus puestos no puedan ser ocupados por hombres. Esta es la restricción más reciente del gobierno talibán a las mujeres.

Los talibanes consideran necesario impedir que las mujeres trabajen durante un tiempo“, dijo Hamdullah Nomany, alcalde interino talibán de la capital afgana.

Esta nueva formativa recuerda a las leyes que en la década de los 90 impidió que mujeres y niñas pudieran trabajar y estudiar en Afganistán debido a las creencias religiosas de los talibanes.

Luego de la retirada de las tropas estadounidenses del país centroasiático, los talibanes informaron que los derechos de las mujeres serán respetados “en el marco de la ley islámica”, no obstante, el grupo que tomó el control del país a mediados de agosto parece estar más inclinado en la legislación más estricta del Islam: el sharía.

Una vez que el último avión estadounidense partió de Kabul, los talibanes instaron a las mujeres a no salir de sus casas “hasta que la situación de seguridad sea estable”. Sin embargo, durante las últimas semanas diversas organizaciones de derechos humanos en Afganistán han denunciado varias agresiones en contra de mujeres, como el asesinato de una mujer embarazada en frente de su familia a principios de septiembre.

Asimismo, los talibanes han dispersado las múltiples protestas de mujeres que han ocurrido en la capital afgana.

El nuevo grupo que dirige ese país también anunció la eliminación del ministerio de asuntos para la mujer. En su lugar, anunciaron la creación del Ministerio del Desarrollo, Promoción de la Virtud y Prevención del Vicio, un ente gubernamental que fungió en su momento como órgano rector de las leyes islámicas más represivas para las mujeres en Afganistán a finales del siglo pasado.

Según Nomany, solo un tercio de las más de 3,000 empleadas municipales podrán trabajar a partir de ahora. Dijo que, por ejemplo, las mujeres que trabajan en aseos femeninos mantendrán sus trabajos ya que los hombres no pueden ingresar a esos lugares.

Por otra parte, unas 30 mujeres ofrecieron una rueda de prensa mientras se ocultaban en el sótano de una casa en Afganistán para manifestarse en contra de los talibanes y sus leyes represivas en contra de las mujeres.

Queremos decirles que tenemos los mismos derechos que ellos“, dijo Marzia Ahmadi, activista de derechos humanos en Afganistán.

Al mismo tiempo, Ahmadi reveló que la mayoría de las mujeres preferirían salir de ese país si tuvieran la oportunidad y exhortó al nuevo Gobierno que se abran espacios públicos con oportunidades iguales para ambos géneros.

Con información de AP y BBC News Mundo.

Lee también: