¿Qué es Evergrande? La caída del gigante inmobiliario chino que puede generar una crisis en todo el mundo

Las acciones de Evergrande Group cayeron en un 90% en lo que va de año y están cotizando en su menor nivel en 11 años. Estamos hablando de la inmobiliaria más endeudada del mundo y que si cae podría fácilmente tener un efecto dominó

Según los expertos, la industria inmobiliaria estadounidense se encuentra bien y da confianza a los inversionistas y compradores.
Según los expertos, la industria inmobiliaria estadounidense se encuentra bien y da confianza a los inversionistas y compradores.
Foto: CHRISTOF STACHE/ / AFP / Getty Images

Evergrande Group es un gigante inmobiliario, el segundo más grande de ese país y actualmente existe una clara posibilidad de que se desplome y quiebre, y con ello que se de un efecto dominó y provocar la tan temida burbuja inmobiliaria.

Actualmente Evergrande es la inmobiliaria más endeudada de todo el mundo, luego que durante años se dedicara a pedir préstamos con el fin de financiar todas los negocios en los que se expandió el grupo. En su expansión destacan la construcción, parques de diversión, embotelladora de agua, automóviles eléctricos y al parecer hasta equipos de futbol llegó a comprar.

La empresa abarca anualmente unos 200,000 empleados directos y casi 4 millones de empleados de manera indirecta.

Estamos hablando de una de las pruebas financieras más grandes que enfrentaría el sistema financiero del país asiático, por lo que las proporciones de la crisis que ocasionaría para China son incalculables por el momento.

La deuda de Evergrande alcanza los 300 mil millones de dólares, monto que equivale a un 2% del PIB chino. Y en lo que respecta al sector inmobiliario para China representa el 30% de su economía.

El temor en los mercados, es que la caída de Evergrande produzca el mismo efecto que logró Lehman Brothers en 2008 en Wall Street. Y afectaría a todos los grandes inversores que compraron deuda de alto rendimiento.

Según Bloomberg, Evergrande le debe a sus acreedores unos $670 millones de dólares de 2021, más $3,450 millones de dólares para marzo y abril de 2022.

La empresa se ha visto en la dificultad de pagar a sus proveedores pues depende del dinero que entra de las preventas de apartamentos en construcción, y esas ventas se han estancado. Si los proveedores no reciben pago, dejan de suministrar materiales o servicios. Por lo que se hace imposible terminar las construcciones y por ende obtener el dinero de esas ventas. Hablamos de un círculo vicioso.

Evergrande emitió un comunicado para anunciar que actualmente el flujo de caja se encuentra bajo “una enorme presión”. Son cientos los proyectos que actualmente están en “standby”.

Ya se habla de “las ciudades fantasmas” de China, y en los últimos días se han suscitado múltiples manifestaciones de compradores que desean mudarse a sus viviendas, aún no terminadas. Actualmente, más de un millón de personas espera mudarse a sus nuevos inmuebles.

Si se produce la quiebra de una de las empresas inmobiliarias más grande de China, todo aquel que hizo inversión con la misma perderá su dinero, y los compradores de inmuebles también perderán sus depósitos.

El efecto dominó que se espera podría superar las fronteras del país asiático. Si recordamos la crisis inmobiliaria de 2008, cuando las grandes inmobiliarias quiebran, el efecto dominó afecta a los bancos, inversores, prestamistas, entre otros.

“Las consecuencias financieras serían de gran alcance. Según los informes, Evergrande debe dinero a unos 171 bancos nacionales y otras 121 empresas financieras”, dijo a la BBC Mattie Bekink, un experto en EIU (Economist Intelligence Unit).

**