Myriam Hernández, romántica y feminista

La cantante estrena disco luego de una larga pausa y se prepara para una gira

Myriam Hernández, romántica y feminista
Foto: Cortesía

Para Myriam Hernández no se trata de grabar un disco por grabar. Para ella, este proceso va más allá de entrar a un estudio y salir con un puñado de canciones bajo el brazo.

“En Chile se dice pololear, como andar de novio”, explilcó la cantante. “Es como cuando alguien dice, ‘dios mío, ya llevo un año y no me enamoro de nadie’ […] Me pasaba eso, no me enamoraba de las canciones que escribían para mí algunos autores con los que trabajé”.

Pasaron siete años desde el último álbum que grabó esta intérprete chilena, que mientras tanto se dedicó a ofrecer conciertos en foros de Estados Unidos, Latinoamérica y España. Hace tres años la pausa musical de Myriam llegó a su fin cuando la contactó Jacobo Calderón, un reconocido productor musical con cuyo padre, Juan Carlos Calderón –ya fallecido–, trabajó con ella en los años noventa.

“Fueron pasando los años, y finalmente, por esas cosas de la vida, me encontré con Jacobo”, dijo la artista en una conversación desde Chile, donde tiene su residencia. “Nos conocimos en Madrid y enganchamos súper bien”.

Ahora, a diez años de “Seducción”, que grabó en 2011, Myriam estrenó “Sinergia”, un álbum romántico de once canciones de las que varias ya se estrenaron, entre ellas “Hasta aquí”, un corte con el que Myriam busca dar poder a la mujer.

“Es un sencillo que habla del amor propio, de un ‘hasta aquí es donde yo acepto ser maltratada'”, dijo. “El videoclip refleja la impetuosidad del mar, la fortaleza de las rocas, que son adjetivos que debe tener una mujer de hoy; no significa que una mujer no pueda sufrir por amor; puede sufrir por amor, amar y ser amada, pero no te vas a doblegar por eso; puedes sufrir, pero luego te levantas y sigues adelante”.

El tema no está inspirado en una experiencia personal de Myriam, que el 8 de octubre inicia su gira Sinergia por varios estados de la costa este del país –entre ellos Nueva York, Nueva Jersey, Florida y Massachussetts–. Es más bien en respuesta al lado feminista que ha distinguido su carrera de veinte años, dijo.

“Sentí la necesidad de hacer una gira donde se hablara del feminicidios, de elevar la voz cuando hay maltrato psicológico y violencia familiar”, dijo. “Porque yo también lo experimenté en un noviazgo, hace mucho tiempo, donde viví violencia psicológica”.

Hablar de estos temas y del feminismo, sin embargo, no le quita el romanticismo a las canciones de Myriam.

“Hay gente que piensa que una mujer feminista tiene que tener una actitud dura, pero no”, dijo. “La mujer feminista lo que busca es luchar por la igualdad de derechos […] Y no por eso deja de sentir, de ser femenina, dejar de sufrir por amor”.

Con su gira, Myriam espera ayudar a que las mujeres hablen de amor propio, de cuidarse y de respetarse. Alrededor de estos sentimientos y acciones gira Sinergia, un disco que la tiene muy emocionada.

“Realmente tienes que estar enamorado de tu disco porque lo tienes que defender toda tu vida”, dijo la artista de 56 años. “La gente tiene que sentir que estás cantando con el alma”.