¿Tema migratorio en segundo término para el senador Alex Padilla?

Activistas presionan y piden su apoyo, pero su secretaria les dice que por el momento está ocupado en temas de salud y educación; el senador insiste que es prioridad

Activistas llegan a la oficina del senador Padilla para pedirle que no baje la guardia para obtener una reforma migratoria.
Activistas llegan a la oficina del senador Padilla para pedirle que no baje la guardia para obtener una reforma migratoria.
Foto: Jacqueline García / Impremedia

Cansados de promesas sin cumplir por parte de los demócratas, un grupo de activistas pro inmigrantes se reunieron en el centro de Los Ángeles el martes por la mañana para pedir al senador Alex Padilla que no olvide su promesa de luchar por una reforma migratoria.

Esta petición se da a dos semanas de que la parlamentaria del senado Elizabeth MacDonough rechazara incluir la reforma migratoria en el presupuesto de reconciliación. Los líderes de organizaciones comunitarias piden el apoyo urgente y total de Padilla a favor de cuatro propuestas de inmigración que otorgarían la legalización a varios millones de inmigrantes sin documentos.

Alicia Flores, directora de La Hermandad Hank Lacayo Youth Center y  representante del sector campesino, dijo que ella estuvo presente en una reunión vía Zoom con el personal del senador Padilla hace unas semanas.

En la reunión participaron líderes de diferentes organizaciones a nivel nacional, quienes quedaron preocupados después de escuchar la opinión de la parlamentaria.

“Cuando ocurrió eso los demócratas dijeron que había un plan B para la reforma migratoria pero eso no queremos nosotros”, dijo Flores. “Porque con el tiempo ni el plan B se va a dar como ha pasado todos estos años”.

Flores indicó que la representante de Padilla no negó que el senador apoya una reforma migratoria, pero que por el momento él estaba luchando por la salud y educación.

“Y ahí vimos que la inmigración pasó a segundo término, le dijimos [a la representante de Padilla] que no estamos de acuerdo y que el senador debe presionar en el tema de inmigración”, indicó Flores.

Para enfatizar la urgencia y la importancia de la reforma migratoria, los líderes pro inmigrantes de Los Ángeles llegaron hasta la oficina del senador Padilla en el centro de Los Ángeles para entregarle una carta pidiendo que los apoye.

La oficina estaba cerrada, pero los líderes deslizaron una copia de la carta por debajo de la puerta y aseguraron que enviarán la original a su oficina de Washington D.C. por correo regular.

Francisco Moreno, director del Consejo de Federaciones Mexicanas (COFEM), dijo que el partido demócrata ya no debe seguir dando “atole con el dedo” a los inmigrantes y se debe aprobar una reforma migratoria después de más de tres décadas de lucha.

“El presidente Biden nos prometió que iba a haber una reforma migratoria en su mandato, ahora se está frenando simplemente porque una parlamentaria que no es electa dice que no”, dijo Moreno.

Los activistas explicaron que están cansados de no tener una representación adecuada en Washington D.C. Incluso cuestionaron la labor de Padilla, quien dice sentirse orgulloso de sus raíces mexicanas.

“¿Para que se le designó? Nada más porque tiene un apellido latino… No nos sirve de nada así. Él fue designado y en un momento va  a tener que ser elegido una vez más, pero para eso, le vamos a pasar la cuenta”, dijo Raúl Murillo, presidente de Hermandad Community Center. “Tiene que ponerse los pantalones y salir y dar la cara por su gente”.

Juan Venancio, representante de la federación de clubes de poblanos del sur de California, dijo que ya basta de que sean utilizados para cuestiones de campaña solamente.

“Estamos aquí para exigir una reforma migratoria porque durante la pandemia comprobamos de lo que fuimos capaces”, dijo Venancio en referencia al trabajo que realizaron los inmigrantes, mientras miles de personas se mantenían a salvo en el hogar.

Juan José Gutiérrez, director de One Stop Immigration Center, dijo que sí Padilla va a presumir que viene de padres inmigrantes que vinieron a este país indocumentados, que no se le olvide de los otros millones de personas que no han podido arreglar sus documentos.

“En aquel momento en las oficinas de Hermandad Mexicana Nacional, la compañera Gloria Saucedo procesó sus trámites de naturalización -de sus padres- y hoy en día son ciudadanos”, dijo Gutiérrez. “Los demás llevan 35 años esperando que se apruebe la reforma migratoria”.  

El activista pidió al público que llamen a sus representantes federales para recordarles que procedan con el plan de apoyar a los inmigrantes indocumentados que son gran parte de la fuerza laboral del país.

En respuesta a la indignación de los activistas, el senador dijo que ha pasado demasiado tiempo desde que este país aprobó una reforma migratoria significativa, dejando a millones de familias en el limbo durante décadas.

“Comparto la frustración que sienten las familias y los defensores de todo el país. Y es por eso que he hecho de la lucha por la reforma migratoria un elemento central de mi servicio en el Senado y es una de las principales prioridades para mí en el proyecto de ley de reconciliación”.

El senador enfatizó que no se va a rendir hasta que se brinde protección a todas las poblaciones inmigrantes.

“Esta lucha no ha terminado, y todos vamos a trabajar juntos para lograrlo”, indicó.