Beber refrescos de dieta puede aumentar antojos de alimentos ricos en calorías, según estudio

Los refrescos de dieta parecen ser tus aliados para bajar de peso, pero estudios revelan que estas bebidas pueden aumentar los antojos de alimentos ricos en calorías, especialmente en las mujeres y personas obesas

Los edulcorantes usados por los refrescos de dieta pueden impulsar los antojos de alimentos y bebidas dulces.
Los edulcorantes usados por los refrescos de dieta pueden impulsar los antojos de alimentos y bebidas dulces.
Foto: Karolina Grabowska / Pexels

Los refrescos de dieta o sin azúcar pueden parecer una opción ideal para aquellas personas que desean reducir la ingesta de calorías para controlar o bajar de peso, pero de acuerdo a investigaciones recientes, estas bebidas podrían llevarte a anhelar alimentos ricos en calorías.

Los edulcorantes que usan los refrescos de dieta o light contienen pocas calorías o ninguna, pero tienen una mayor intensidad de dulzor que los edulcorantes con calorías. Entre los edulcorantes artificiales más populares usados en las bebidas están el aspartamo y la sucralosa.

La Escuela de Salud Pública de Harvard señala que algunos estudios indican que las bebidas con edulcorantes bajos en calorías también pueden causar aumento de peso al estimular el apetito y la preferencia por lo dulce en algunas personas.

Un estudio publicado recientemente en la revista Nutrition, Obesity, and Exercise suma evidencia que indica que las bebidas elaboradas con sucralosa pueden estimular el apetito, especialmente en mujeres y personas con obesidad.

En el estudio, 72 participantes adultos bebieron agua, una bebida azucarada o una bebida endulzada con sucralosa (edulcorante artificial sin calorías). Se probó cómo respondían los cerebros a las imágenes de alimentos ricos en calorías, como se muestra en una resonancia magnética de áreas del cerebro asociadas con los antojos.

Los investigadores también utilizaron muestras de sangre para medir el azúcar en sangre y las hormonas metabólicas que pueden impulsar el hambre.

Después de consumir el edulcorante artificial, las mujeres y las personas con obesidad tenían una mayor actividad de recompensa cerebral, en comparación con las bebidas endulzadas con azúcar habituales.

Los hombres y las personas con un peso saludable que participaron en el estudio no tuvieron un aumento en la actividad de recompensa del cerebro ni en la respuesta al hambre.

Los efectos de los edulcorantes artificiales bajos en calorías no son concluyentes, las investigaciones muestran resultados mixtos.

Previo a este estudio, investigadores en la Universidad de California-San Diego, también realizaron resonancias magnéticas funcionales a voluntarios mientras tomaban sorbos de agua endulzada con azúcar o sucralosa. El azúcar activo regiones del cerebro involucradas en la recompensa de alimentos y la sucralosa no lo hizo.

Aunque el azúcar indica un sentimiento positivo de recompensa, los edulcorantes bajos en calorías pueden no ser una forma eficaz de controlar el antojo por los dulces.

Harvard explica que el cerebro humano responde a la dulzura con señales de comer más. Sin embargo, al proporcionar un sabor dulce sin calorías, las bebidas con edulcorantes bajos en calorías pueden hacer que deseemos más alimentos y bebidas dulces, lo que puede sumar un exceso de calorías.

Te puede interesar:
6 alimentos a evitar para perder grasa abdominal
3 razones por las que la cerveza puede hacerte subir de peso
5 cosas que le suceden a tu cuerpo al beber jugo de frutas todos los días