Un sistema de tormentas afectará a 30 millones de personas en el Medio Oeste y Sureste de los Estados Unidos esta semana

Un sistema de tormentas provenientes de las Montañas Rocosas causarán estragos en el centro y sur de las Grandes Llanuras esta semana. Expertos prevén que cause tornados e inundaciones en algunas zonas

El récord de huracanes en octubre está a punto de romperse este año debido al mal clima en los Estados Unidos.
El récord de huracanes en octubre está a punto de romperse este año debido al mal clima en los Estados Unidos.
Foto: Michael M. Santiago / Getty Images

A pesar de que los ciclones bomba provenientes del Pacífico ya pasaron y causaron destrozos en la costa Oeste de los Estados Unidos, los remanentes climatológicos seguirán causando daños importantes y provocando incluso tornados en el Medio Oeste y zonas del Suroeste del país esta semana. Entre esas dos regiones viven más de 30 millones de estadounidenses.

Nada más el fin de semana pasado, el Servicio Meteorológico Nacional (NWS) registró 18 tornados en total entre Illinois, Kansas y Missouri. Los tornados derribaron árboles, arrasaron con viviendas y hasta tumbaron líneas eléctricas dejando a miles de personas sin el servicio el fin de semana, dejando a Missouri como el más afectado entre las tres entidades.

En Fredericktown, Missouri, un poderoso tornado golpeó a la localidad el domingo por la noche con vientos máximos de hasta 80 millas por hora y fue catalogado como EF3, causando graves daños y cortes de energía que no se solucionaron sino hasta el mediodía del lunes.

Según AccuWeather, las condiciones atmosféricas en el Medio Oeste están dadas para pulverizar el récord de tornados de 2018, que sumó 123. Hasta el momento el NWS ha registrado 119 tornados en octubre.

El sistema de tormentas perdió un poco de fuerza en su paso por las Montañas Rocosas, pero los expertos prevén que se fortalezca una vez pase por el centro y el sur Grandes Llanuras y que provoque vientos de hasta 60 millas por hora en algunas zonas.

“A medida que las tormentas llegan a lo alto de la atmósfera, donde el aire es frío y hay fuertes vientos, pueden ocurrir grandes granizos y vientos fuertes desde el centro de Nebraska hasta el centro-oeste de Texas”, dijo Joseph Bauer, de AccuWeather.

Dichas condiciones atmosféricas podrían provocar fuertes tornados este martes por la noche en Oklahoma City, Grand Island , Nebraska, Wichita Falls, Texas y Garden City y Hutchinson, en Kansas.

Las condiciones meteorológicas adversas continuarán su viaje hacia el sur el miércoles por la mañana y afectarán a las zonas orientales de Oklahoma y Texas. A partir de allí, las tormentas se moverán hasta la costa del Golfo de México para el miércoles por la tarde y es en ese momento cuando se prevé que esos fenómenos climáticos se combinen con los remanentes del ya disipado huracán Rick, que en su momento tocó tierra en México como un potente ciclón de categoría 2 en la escala de Saffir-Simpson.

Arkansas y Mississippi presentarán vientos fuertes y lluvias torrenciales a partir del miércoles por la noche. Además, los expertos indicaron que probablemente ocurran inundaciones repentinas en Houston y Port Arthur en Texas y Nueva Orleáns, Lake Charles y Monroe en Louisiana.

“Desde la última semana de octubre hasta principios de noviembre, existe una mayor probabilidad de clima severo en el este del Valle del Río Rojo en el valle bajo del Mississippi, que es casi exactamente donde es probable que ocurran tormentas peligrosas y dañinas hasta el miércoles“, dijo Bauer.

Finalmente, se prevé que el sistema de tormentas se mueva a partir de la madrugada del miércoles y la mañana del jueves por el Panhandle de Florida con riesgos por inundaciones, tornados y fuertes vientos desde el este de Carolina del Norte hasta el noreste de Florida la tarde del jueves.

Lee también:
Elevación del terreno en La Palma preocupa a las autoridades mientras que las coladas arrasan todo a su paso
Rick se degrada a tormenta tropical en su paso por México
Esto es lo que le sucede a la vida silvestre cuando es afectada por incendios forestales