Plan migratorio en el Congreso podría beneficiar a mucho menos indocumentados

Los demócratas en el Congreso trabajan en dos vías sobre un plan para proteger a indocumentados, pero la propuesta de la Cámara sobre la Ley del Registro podría beneficiar a menos personas de las que originalmente se creía; el Senado aún espera una decisión de la parlamentaria Elizabeth MacDonough

Activistas presionan al Congreso para que no tome en cuenta la opinión de la parlamentaria en asuntos migratorios.
Activistas presionan al Congreso para que no tome en cuenta la opinión de la parlamentaria en asuntos migratorios.
Foto: Paul Morigi/Communities United for Status and Protection) / Getty Images

Los demócratas de la Cámara de Representantes dieron la buena noticia de mantener como plan la modificación de la fecha de la Ley del Registro para que inmigrantes indocumentados puedan solicitar la ‘green card’, pero la mala noticia es que eso no sería para los 11 millones de personas en esa condición.

Los representantes están explorando que la modificación ofrecería protecciones a los trabajadores agrícolas, “dreamers” y personas con Estatus de Protección Temporal (TPS), principalmente, que llegaron al país antes del 2010 a los Estados Unidos, según un reporte de Bloomberg.

Es decir, los demócratas pretenden reimpulsar la Ley del Registro que la parlamentaria Elizabeth MacDonough rechazó, pero el nuevo plan sería más específico, aunque no se indica cuántos millones de personas podrían ser beneficiadas, pero un reporte del Center for American Progress había estimado que alrededor de cuatro millones estarían protegidas, si se consideraban los grupos mencionados.

“Estamos teniendo una discusión sobre la limitación de la población elegible, sobre la que creo que podemos llegar a un consenso”, dijo la representante Zoe Lofgren (California), una de las principales negociadoras en inmigración en la Cámara.

La semana pasada, los demócratas en la Cámara dieron a conocer su plan presupuestal que sería aprobado bajo el proceso de Reconciliación, donde incluyeron el llamado plan B migratorio, es decir, modificar la fecha en que llegaron inmigrantes para poder solicitar la Residencia Permanente.

El representante Jerrold Nadler (Nueva York), presidente del Comité del Senado, y uno de los más involucrados en la elaboración de un plan migratorio, también mencionó la propuesta, pero habló en general para inmigrantes que llevaban más de 11 años viviendo en el país.

“Las disposiciones de inmigración en el marco Build Back Better (Reconstruir Mejor) incluyen adelantar la fecha del registro, una medida promovida por última vez por el presidente Ronald Reagan”, indicó Nadler en referencia a la mencionada ley. “(Eso será) para permitir que aquellos que han vivido y trabajado al servicio de nuestras comunidades durante más de 11 años tengan la oportunidad de solicitar la Residencia Permanente”.

Esta semana, los demócratas deberán concretar un plan a impulsar para inmigrantes, pues pretenden aprobar el proyecto de ley presupuestal la siguiente semana, quizá a partir del martes.

El Senado todavía espera la negociación con la parlamentaria MacDonough sobre el llamado plan C, que contempla solamente una protección a la deportación y Autorización de Empleo por máximo diez años para indocumentados.

Ambos proyectos corren en paralelo y, según fuentes del Congreso, la decisión dependerá en gran medida de la nueva postura de la parlamentaria, quien debe revisar el impacto fiscal de alguna modificación migratoria.

El plan de la Cámara al restringir el número de personas a beneficiar sería para reducir la presión en negociaciones en caso de que los demócratas deban rechazar la opinión de la parlamentaria y avanzar con una opción.

Activistas consultados por este diario ya habían adelantado que la modificación de la fecha de la Ley del Registro era la mejor opción para proteger a indocumentados, aunque creían que se incluiría a cualquier persona, no a ciertos grupos.