Pareja fugitiva de California sentenciada por fraude de $20 millones en ayuda COVID-19

La pareja y sus cómplices robaron $20 millones de dólares de ayuda gubernamental utilizando identidades robadas o fraudulentas para obtener cerca de 150 préstamos

El esquema involucró el uso de docenas de identidades falsas o robadas para presentar solicitudes fraudulentas para aproximadamente 150 préstamos.
El esquema involucró el uso de docenas de identidades falsas o robadas para presentar solicitudes fraudulentas para aproximadamente 150 préstamos.
Foto: Chung Sung-Jun / Getty Images

Una pareja de California fue sentenciada a prisión por obtener ilegalmente más de $20 millones de dólares en fondos de ayuda COVID-19, pero las autoridades deben atraparlos primero.

Richard Ayvazyan, de 43 años, fue sentenciado a 17 años tras las rejas y su esposa, Marietta Terabelian, de 37 años, recibió el lunes una sentencia de seis años en una prisión federal por conspiración, fraude bancario y lavado de dinero, según el Departamento de Justicia.

En junio, Ayvazyan y su esposa Marietta fueron condenados por un jurado federal por conspirar con familiares y otras personas para estafar al gobierno millones en fondos de ayuda del Programa de Protección de Cheques de Pago y Préstamos por Lesiones Económicas por Desastre.

Pero antes de su sentencia, la pareja supuestamente se cortó sus brazaletes de monitoreo y huyó, según el FBI.

Un juez los sentenció en ausencia el lunes, mientras seguían prófugos, según la Oficina del Fiscal de Estados Unidos para el Distrito Central de California.

El hermano de Ayvazyan, Artur, de 41 años, recibió la orden de cumplir cinco años en una prisión federal.

El esquema involucró el uso de docenas de identidades falsas o robadas para presentar solicitudes fraudulentas para aproximadamente 150 préstamos, que solicitaron con documentos de identidad e impuestos falsos y registros de nómina, dijeron las autoridades.

Algunas de las identidades robadas pertenecían a residentes muertos y ancianos, así como a estudiantes de intercambio extranjeros que visitaron brevemente los EE.UU.

Los fondos, que estaban destinados a ayudar a las empresas en dificultades durante la pandemia, se utilizaron luego como pago inicial de casas de lujo en Tarzana, Glendale y Palm Desert en California.

El dinero también se utilizó para comprar monedas de oro, diamantes, joyas, relojes de lujo, muebles importados, bolsos de diseño, ropa y una motocicleta Harley-Davidson.

“Los acusados ​​vivieron un estilo de vida lujoso al defraudar al gobierno a expensas de las pequeñas empresas y los contribuyentes estadounidenses que ya enfrentan dificultades financieras y relacionadas con la pandemia”, dijo Kristi K. Johnson, de la oficina local de Los Ángeles del FBI.

El FBI ofrece una recompensa de hasta $20,000 dólares por información que conduzca al arresto del dúo de marido y mujer.

“El FBI está investigando activamente el paradero de los fugitivos Terabelian y Ayvazyan y los perseguirá hasta que sean detenidos para pagar por sus crímenes”, agregó Johnson a la cadena KTLA5.

En la audiencia de sentencia del lunes, el juez federal de distrito Stephen V. Wilson dijo que no podía recordar un caso de fraude llevado a cabo de una manera tan “cruel e intencional sin tener en cuenta la ley”.

El juez describió a Richard Ayvazyan como “un estafador endémico y despiadado que no respeta la ley” y alguien que “ve el fraude como un logro”.

En la corte, el abogado de Ayvazyan, Ashwin J. Ram, dijo que la familia sospecha que él y su esposa fueron secuestrados, pero los fiscales dicen que no hay evidencia que respalde eso, informó Los Angeles Times.

Los hermanos Ayvazyan y Terabelian fueron declarados culpables de conspiración para cometer fraude bancario y fraude electrónico, fraude electrónico, fraude bancario y conspiración para cometer blanqueo de capitales.

Los hermanos también fueron condenados por robo de identidad agravado.

Se ordenó a Ayvazyan y Terabelian confiscar cuentas bancarias, joyas, relojes, monedas de oro, tres propiedades residenciales y aproximadamente $450,000 dólares en efectivo.

Los tres miembros de la familia no fueron los únicos condenados en el caso.

Manuk Grigoryan, de 28 años, de Sun Valley,, Edvard Paronyan, de 41, de Granada Hills; Vahe Dadyan, de 42, de Glendale y Arman Hayrapetyan, de 39, de Glendale, todos han sido condenados en relación con la estafa de ayuda COVID-19.

Tamara Dadyan, de 42 años, de Encino, también está programada para ser sentenciada en diciembre.

“Los acusados ​​utilizaron la crisis de COVID-19 para robar millones de dólares en ayuda gubernamental muy necesaria destinada a personas y empresas que sufren los efectos económicos de la peor pandemia en un siglo”, dijo la fiscal federal.

Leer más
* Mujer de Pennsylvania descuartiza y arroja a la basura el cadáver de su esposo para cobrar beneficios de jubilación
* Condenan a mujer a 12 años de prisión por estafa de cupones de descuento falsos por más $31 millones de dólares
* El propietario de farmacia en California fue condenado a 5 años de prisión por un fraude de $13 millones de dólares