Empleados municipales a punto de perder su empleo por negarse a vacunarse contra covid-19

Son cientos, sobre todo policías y bomberos de la ciudad de Los Ángeles que se niegan a vacunarse

Algunos trabajadores municipales están dispuestos a perder su empleo con tal de no vacunarse contra covid-19. (Aurelia Ventura/La Opinión)
Algunos trabajadores municipales están dispuestos a perder su empleo con tal de no vacunarse contra covid-19. (Aurelia Ventura/La Opinión)
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinión

Cientos de trabajadores de la Ciudad de Los Ángeles están a un paso de perder su empleo por su renuencia a vacunarse contra covid-19. Muchos de los que se oponen a la vacunas son policías y bomberos.

El alcalde Eric Garcetti dio a conocer esta semana que 77 empleados municipales ya están en la lista de aquellos quienes recibirán una licencia sin goce de sueldo para ausentarse del trabajo, pero en las próximas dos semanas, podrían sumarse otros 700 que no quieren vacunarse.

“Quiero dejar claro que la orden para vacunarse no es acerca de deshacerse de los empleados. Mi meta es mantener a cada empleado seguro”, dijo.

Falta un mes, el 18 de diciembre, para que entre en vigor el mandado municipal que ordena que todos los empleados estén vacunados o presenten una exención religiosa o médica que les impide vacunarse, y que se revisará caso por caso.

Hasta que eso ocurra, los empleados no vacunados tienen que practicarse dos exámenes por semana para demostrar que no tienen covid-19. Sin embargo, la prueba no va a ser regalada. Tendrán que pagar $65 por cada examen, una suma que les descontarán de su sueldo.

El alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti, da positivo a COVID-19 en Escocia
El alcalde Eric Garcetti dio positivo a coronavirus en Escocia. (Getty Images)

Además tendrán que hacerse la prueba de covid en su tiempo libre, y el examen debe hacerse con un contratista designado por la ciudad de Los Ángeles.

Garcetti dio a conocer que los jefes de departamento así como los jefes de policía y bomberos han puesto en marcha diversos planes para asegurarse que el trabajo siga su marcha, aún con la ausencia de los trabajadores no vacunados.

“Puede que nos cueste algo de dinero, pero sale mucho más caro cuando un trabajador se tiene que ausentar porque se enfermó de covid”.

La resistencia contra la vacuna ha sido fuerte. A principios de mes, cientos de angelinos, entre ellos empleados municipales, protestaron contra el mandato de vacunarse contra covid-19 frente al Ayuntamiento.

La manifestación fue organizada por Firefighters4Freedom. Los burócratas iban vestidos con ropa que indicaban su lugar de trabajo, departamentos de bomberos, Departamento de Luz y Agua, el Metro (Los Angeles County Metropolitan Transportation Authority), entre otros.

Se sabe que el grueso de los trabajadores que rechazan la vacuna son policías y bomberos, pero no quieren hablar con la prensa. Algunos ya están en pláticas con abogados para defenderse de un posible despido. 

Aunque algunos han manifestado, entre compañeros, que no les importa perder su empleo aún cuando eso podría impactar a sus familias; y pese a que los días de fiesta se acercan y es época de mayores gastos.

El Departamento de Salud Pública de Los Ángeles ha reportado 26,903 muertes en el condado de Los Ángeles a causa de covid-19.

Antivacunas
Los opositores a las vacunas Covid-19 aumentan su resistencia. (Getty Images)

Por otra parte, los Centros de Control y Prevención de Enfermedades han revelado que es extremadamente raro que una persona muera tras vacunarse contra covid, y no existe nada que ligue a la vacuna con esas muertes.

Lo único que han advertido es sobre una posible relación entre la vacuna Johnson & Johnson y la aparición de un coágulo de sangre que se ha presentado en una tasa de 7 por cada millón de mujeres vacunadas entre los 18 y 49 años.

Una de las razones para no vacunarse dada por los manifestantes antivacunas fuera del Ayuntamiento, es que aún vacunados, existe el riesgo de contraer covid-19, y pusieron el ejemplo del alcalde Garcetti quien salió positivo al virus durante su viaje a Escocia. Pero desde el inicio, CDC ha dicho que aún con la vacuna, el coronavirus se puede presentar, pero con síntomas menores. 

Los no vacunados tienen 11.3 más veces de morir de covid que los vacunados, de acuerdo a los CDC.

El Departamento de Salud Pública del condado de Los Ángeles informó que la tasa de hospitalización de los adultos no vacunados entre 18 y 49 años es 20 veces más que la de los vacunados del mismo grupo de edad.

A finales de octubre, el alcalde Garcetti dijo que quienes se nieguen a vacunarse, deberán prepararse para perder su empleo para el 18 de diciembre.

LOS ANGELES, CA - JUNE 3: Passengers wait for Metro Rail subway trains during rush hour June 3, 2008 in Los Angeles, California. Skyrocketing gas prices are driving more commuters to take trains and buses to work instead of their cars. In the first three months of 2008, the number of trips taken on public transport in the US rose 3 percent to 2.6 billion, creating pressures on some transportation systems to cope with increasing ridership. Transit officials in southern California and elsewhere are now encouraging employers to stagger employee schedules to ease the rush hour crunch on trains and buses and Metrolink plans to add 107 rail cars to its fleet of 155 as soon as next year. (Photo by David McNew/Getty Images)
Las agencias de policía que quieran trabajar con METRO deben vacunar a sus empleados. (Getty Images)

Las presiones para que se vacune la mayor parte de los angelinos también se hace sentir en el condado.

Este jueves el Comité de Operaciones, Seguridad y Experiencia del Cliente de la Junta Directiva de Los Ángeles Metro aprobó por unanimidad una moción de la supervisora Janice Hahn que requiere que las agencias policiales que contratan con Metro hagan cumplir el mandato de vacunación covid-19 para sus empleados.

La moción fue adoptada como una enmienda a un artículo que ampliaría los contratos de Metro con el Departamento del Sheriff del Condado de Los Ángeles, el Departamento de Policía de Los Ángeles y el Departamento de Policía de Long Beach y será votada por la Junta de Metro en pleno el 2 de diciembre.

“Necesitamos reinventar la seguridad pública en Metro e invertir en alternativas para los oficiales armados”, dijo la supervisora Hahn.

“Mientras tanto, no debemos extender los contratos con las agencias de ley, si no se aseguran de que sus empleados estén vacunados. Mantener la seguridad de nuestros pasajeros también significa tener en cuenta su salud “.