En Florida, Iowa, Kansas y Tennessee, los despedidos por incumplir mandato de la vacuna podrían cobrar desempleo

El posicionamiento de los gobiernos estatales son el reflejo del sentir de los republicanos ante la posición de obligatoriedad de la vacuna impulsada por la administración de Joe Biden, la cual no están de acuerdo

Dentro del mandato de OSHA los trabajadores deberán de recibir una dosis completa de la vacuna contra el coronavirus antes del 4 de enero.
Dentro del mandato de OSHA los trabajadores deberán de recibir una dosis completa de la vacuna contra el coronavirus antes del 4 de enero.
Foto: David Greedy / Getty Images

Algunos estados buscan que los estadounidenses que renuncien a sus trabajos o que sean despedidos por no cumplir con los requisitos de la vacuna de la Covid-19 en el lugar de trabajo sean beneficiarios de la ayuda de desempleo.

Según una encuesta de la Kaiser Family Foundation , el 5% de los trabajadores no vacunados dicen que han optado por dejar sus trabajos en lugar de acceder a las peticiones de los empleadores para que se vacunen.

Por cómo están las leyes vigentes, los trabajadores que renuncian o que son despedidos por no cumplir con el mandato de vacunas de una empresa, sin una justificación por temas de salud o religiosas, no son elegibles para los beneficios de desempleo.

Por el momento, cuatro estados gobernados por administraciones republicanas han cambiado sus reglas de seguro de desempleo para proteger a los trabajadores que se oponen a los requisitos de vacunación. Florida, Iowa, Kansas y Tennessee han modificado sus leyes sobre el seguro de desempleo.

El gobernador de Iowa, Kim Reynolds, firmó en octubre pasado un proyecto de ley que garantiza beneficios por desempleo para quienes sean despedidos por rechazar una vacuna.

“Ningún ciudadano de Iowa debería verse obligado a perder su trabajo o sustento por la vacuna Covid-19”, dijo en un comunicado cuando decretó la ley.

Los congresistas locales de Florida, Kansas y Tennessee aprobaron medidas similares para garantizar ayuda económica a los ciudadanos de sus estados sin trabajo que fueron despedidas o renunciaron por negarse a recibir la vacuna.

El posicionamiento de los gobiernos estatales son el reflejo del sentir de los republicanos ante la posición de obligatoriedad de la vacuna impulsada por la administración de Joe Biden, la cual no están de acuerdo. Hasta el momento no se han sumado más estados gobernados por los republicanos, pero en las próximas semanas esto puede ocurrir.

Por la autonomía que viven los estados los gobernadores pueden modificar lo que se estipuló con lo referente a la entrega de las ayudas a los desempleados. Así ocurrió cuando los republicanos dejaron de proporcionar estos apoyos para quienes no regresaban a trabajar por temor a la propagación de la Covid-19.

En contraste a estos posicionamientos, diversos hospitales, hogares de ancianos, así como otros proveedores de atención médica se están preparando para trabajar sin un tercio de su personal para principios del 2022, si esos trabajadores no cumplen con el mandato de vacuna contra Covid-19 ordenado por la administración BIden.

El gobierno federal pidió que las instalaciones que reciben fondos de los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid tengan a los trabajadores vacunados antes del 4 de enero. 

También te puede interesar: Ante el mandato de vacunarse contra COVID-19 antes del 4 de enero, los hospitales se preparan para perder un tercio del personal